Escrito por Tendenzias

Alimentación antienvejecimiento

Una manera de ralentizar en envejecimiento y mejorar la intolerancia a los carbohidratos, es posible de conseguir a través de una alimentación sana, además de reducir el riesgo de padecer diabetes, sobre todo en personas que superan los 30 años.

Cuando la comida se digiere, la glucosa contenida en ellos se libera y absorbe a través del torrente sanguíneo, lo que provoca que el nivel de glucosa aumente en la sangre. Este efecto es el llamado efecto glicémico de los alimentos.

Un aumento dramático de la glicemia podría deberse a una comida con mucha glucosa, la forma de glucosa contenida en el alimento y la fibra, que afecta el nivel de absorción de la glucosa. Mientras más fibras consumas, menos azúcar absorbes, por esto es tan importante complementar la comida con ensaladas y vegetales frescos, además de frutas.

Las comidas que producen menos aumento glicémico son las que mejor hacen al metabolismo de los carbohidratos. Por lo tanto, si un pan integral tiene un 30% menos índice glicémico que un pan blanco, debes inclinarte por él, ya que es mucho mejor para tu salud y belleza de la piel.

Las fibras, contenidas en todas las frutas y vegetales, además de algunas semillas, no son posibles de digerir por el ser humano, pasando por el tracto gastrointestinal casi intactas. Es por esto que las grandes cantidades de fibras son recomendables para las personas con estreñimiento, ya que hace las heces más blandas y voluminosas.

La fibra llamó la atención de los médicos que trabajaban en África al darse cuenta que los africanos casi no padecían las enfermedades típicas de los occidentales, tales como enfermedades al corazón, intolerancia a los hidratos de carbono, diabetes, obesidad, cáncer de colon, diverticulosis y hemorroides. Se observó que estas poblaciones tenían una dieta muy alta en fibra.

esBelleza.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos