Escrito por Tendenzias

El cuidado de las joyas

Siempre hablamos de la forma cómo embellecernos y nunca le dedicamos algún tiempito al cuidado de los mismos objetos que nos embellecen, uno de ellos son las joyas.

joya

Las joyas son elementos tan bonitos y elegantes que, al menos para mí, es imposible pasar indiferente por el frente de un escaparate de joyas, me cautivan desde que era adolescente, cuando me compre mi primera colección de alhajas.

Por lo ardua que se volvió mi afición, me enseñaron a elegir el oro, la plata, a identificar las mezclas y colores de los metales preciosos, y aprendí también a cuidarlas como se merecen.

El primer paso para mantener las joyas de oro, es mantenerlas limpias, cómo se logra eso, muy fácil, mezclando un poco de lavalozas con agua en un bol, las dejan un rato y luego con un pañito suave las van limpiando, se enjuagan en un bol también y se secan sobre una toalla nova, si quieren les sacan brillo después.

Para las joyas con engarces y pedrería que tal vez lleve algún pegamento, lo mejor es hacer el lavado de modo más rápido para no dañarlo. Cuando han usado una joya durante muchos años, como puede ser la misma argolla matrimonial, lo más recomendable es mandarlas a pulir, ese proceso les quita todas las rayas y la joya vuelve a relucir como cuando era nueva.

Por supuesto el proceso de pulir las joyas significa un desgaste, pero no debiera ser un desgaste significativo, deben consultar bien ese punto con el joyero.

Foto: Flickr

esBelleza.com

Newsletter