Escrito por Tendenzias

Vestidos de Novia 2017

El día del sí, quiero es, sin igual, la ocasión perfecta para lucir un vestido que provoque en tus invitados la obligación de mirar sin descanso tal vestido casi considerado una obra de arte. Y por supuesto, si el vestido es bonito, te encuentres con mayor o menor autoestima, éste la subirá por las nubes si es el adecuado, porque no necesitarás oír una y otra vez lo bella que estás, sino que tú misma te lo dirás, serás tú quien se mire en el espejo y dirá: soy la novia más guapa que he visto jamás.

Ese gran poder lo tiene un vestido de novia, y nosotros no vamos a restárselo, así que nuestro trabajo es mostraros qué vestidos te gritarán por cada esquina que estás increíblemente guapa. Tan solo, como digo, hay que escoger el adecuado.

Es cierto que dar con él no siempre es fácil. Algunas personas, nada más verlo, ya saben que será su vestido especial, otras sin embargo, necesitan probar suerte una y otra vez. Lo malo de ver vestidos sin parar es que el instinto se nubla y ya no sabes qué es lo que tú quieres. Es algo normal. Si te ha pasado, te sentirás frustrada, sobre todo.

Ante esto, lo que tienes que hacer es recordar qué es lo importante, y lo importante es ser una misma el día de su boda, pero multiplicada por cien. Encontrarse segura y cómoda, a gusto, mirarse en el espejo y sentir una conexión que no se puede explicar bien con palabras. Cuando lo encuentras, lo sabes, y no debes forzarlo.

También es cierto que ir a mirar vestidos de novia en el estado incorrecto puede ser un grave error. Tienes que estar mentalizada, preparada, con la mente abierta y con las ideas más o menos claras. Si no estás de ánimos, no decidas nada, porque después no tendrás esa seguridad de haber escogido bien.

esBelleza.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos