-    Escrito por blanca

¿Y a mi que color de cabello me toca?

El mejor color de cabello siempre será aquel con el que nacimos, eso nadie lo discute. Sin embargo, el deseo de probar cosas nuevas hará que optemos por un cambio de color.Para ello, se debe tener en consideración no sólo el tono de piel, sino también el color de ojos y el color natural del cabello. Esto, si no queremos terminar con una bolsa de papel en la cabeza o corriendo al salón de belleza antes de las 24 horas de realizado el tinte.Por ello, presta atención a lo siguiente:si tienes…

558

Piel pálida : Las pieles pálidas son las privilegiadas, casi cualquier color de cabello se verá muy bien. Lo único que se deben evitar son los colores oscuros porque hacen que la piel se vea aún más pálida.

Piel amarilla : Aquellas pieles con tonalidades amarillentas se resaltan con los marrones y caobas. Se debe evitar el color rubio ceniza ya que torna la piel verdosa.

Piel rosada : Para estos tonos de piel, lo mejor son aquellos tintes con tonos ceniza o chocolate. Es recomendable huir de los colores con tonalidades rojizas y los doradas.

Piel morena : A las morenas de ojos oscuros les quedan muy bien los tonos rojizos o violetas. Para las morenas de ojos claros, lo mejor es mechas en tonos claros. En ambos casos, se debe evitar los colores marrones porque el rostro se verá opacado.

En resumen, es importante que el color de la piel no sea parecido al color del cabello y que no se realicen cambios drásticos o contrastes muy fuertes. Pero, como el cabello crece y los tintes cada vez son menos agresivos, podemos probar varias opciones hasta encontrar el tono de cabello apropiado; no sólo a nuestra apariencia en general, sino también a nuestra personalidad.

Foto: flickr