5 alimentos que SÍ pueden causar acné

El acné consiste, tal y como te hemos comentado en algún que otro momento, en una afección cutánea realmente común, que afecta a muchas personas en todo el mundo cada día. De hecho, en estos momentos se estima que afecta a más de un 10 por ciento de la población mundial. Aunque muchos son los factores […]

El acné consiste, tal y como te hemos comentado en algún que otro momento, en una afección cutánea realmente común, que afecta a muchas personas en todo el mundo cada día. De hecho, en estos momentos se estima que afecta a más de un 10 por ciento de la población mundial. Aunque muchos son los factores que contribuyen a su desarrollo, ¿es verdad que existen algunos alimentos que pueden influir de forma directa?.

Alimentos que causan acné

Como te comentamos en una ocasión anterior, en la que descubríamos que, en realidad, el chocolate no causa acné (a diferencia de lo que popular y erróneamente se tiende a pensar), el vínculo entre la dieta y este problema cutáneo ha sido siempre controvertido. Aunque es cierto que, algunas investigaciones recientes, han mostrado que la dieta sí puede desempeñar un papel importante en el desarrollo de los granos.

1. Productos lácteos

Muchos estudios científicos han encontrado un vínculo bastante relacionado entre el consumo de productos lácteos y la gravedad del acné, especialmente entre adolescentes. De hecho, un estudio encontró que aquellos adultos jóvenes que consumían regularmente tanto leche como helados a base de leche tenían cuatro veces más probabilidades de sufrir esta afección cutánea.

Pero, a pesar de ello, hasta la fecha las investigaciones se han centrado principal y únicamente en adolescentes y adultos jóvenes, y solo se ha demostrado una correlación entre la leche y el acné, pero una relación real de causa y efecto. Es decir, aún no está claro cómo la leche y los productos lácteos pueden contribuir a la formación del acné.

No obstante, existen algunas teorías interesantes sobre ello. Se sabe que la leche aumenta los niveles de insulina, e independientemente de sus efectos sobre los niveles de azúcar en la sangre, este aumento puede empeorar la severidad del problema del acné.

Por otro lado, también se sabe que la leche de vaca contiene una serie de aminoácidos que estimulan al hígado para una mayor producción de IGF-1, la cual se ha relacionado con el desarrollo de acné.

2. Granos refinados y azúcares

Las personas con problemas de acné tienden a consumir más carbohidratos refinados, en comparación con las personas con poco o nada de acné. Entre estos alimentos destacan especialmente los siguientes:

  • Cereales, galletas, pan y otros alimentos elaborados con harina blanca.
  • Pasta elaborada con harina blanca.
  • Arroz blanco.
  • Bebidas azucaradas.
  • Edulcorantes como el azúcar, el jarabe de arce, la miel o el azúcar de caña.

Otro estudio encontró que aquellas personas que consumían azúcar con frecuencia tenían un riesgo de un 30 por ciento mayor de desarrollar acné, mientras que quienes consumían pasteles y tartas con regularidad tenían un riesgo del 20 por ciento.

Como sabemos, los carbohidratos refinados se absorben rápidamente en el torrente sanguíneo, lo que provoca una elevación rápida de los niveles de azúcar en la sangre. Cuando esto ocurre, los niveles de insulina también aumentan con el fin de ayudar a expulsar el azúcar de la sangre, y llevarla hacia las células.

Sin embargo, los niveles altos de insulina puede aumentar el factor del crecimiento similar a la conocida como insulina 1 (IGF-1), lo que puede contribuir al desarrollo de acné.

De hecho, una dieta baja de índice glucémico se asocia con una reducción en la gravedad de los problemas de acné.

Acné y bollería

3. Comida rápida, chatarra y basura

Seguir una dieta rica en calorías, grasas y carbohidratos refinados está fuertemente asociado con la aparición de acné. Así, los alimentos que encontramos dentro de la denominada como ‘comida rápida’ como las hamburguesas, los perritos calientes, las patatas fritas, los nuggets, las salchicha, los refrescos o los batidos pueden aumentar el riesgo de acné.

Así lo encontró un estudio llevado a cabo en China, que descubrió que las dietas con un alto contenido en grasas estaban asociadas a un aumento del riesgo del 43 por ciento de desarrollar acné. No obstante, por el momento no está claro por qué ocurre.

4. Alimentos con omega-6

Aunque el ácido graso omega-6 es considerada como una grasa saludable, como el omega-3, una dieta rica en este ácido graso puede influir en un aumento de los niveles de inflamación y de acné.

Esto podría ser debido a que cuando consumimos una cantidad elevada de alimentos con omega-6, y pocos alimentos con grasas omega-3, se produce un desequilibrio que origina un estado inflamatorio en el organismo, lo que puede empeorar la severidad de los problemas de acné.

5. Chocolate

Aunque al comienzo te hemos comentado que el chocolate no es una causa directa de acné (siendo falso, por tanto, que comer chocolate sea una causa de problemas de granos en la piel), existe cierta controversia aún sobre los resultados de los estudios, especialmente algunos recientes.

Advertisement

Acné y chocolate

Por ejemplo, un estudio reciente encontró que los hombres, propensos a tener acné, que consumían 25 gramos de chocolate negro al 99% cada día (una opción cuanto menos muy saludable), tenían un número mayor de lesiones de acné después de apenas dos semanas.

Por tanto, parecería claro que el chocolate agravaría el acné cuando el problema ya existe, pero no sería una causa directa.

También te puede interesar