¿Cómo hacer agua micelar casera?

El agua micelar es un cosmético que esta en auge, cada vez tiene más seguidores fieles que no conciben una rutina de belleza sin su presencia. Como sabéis, siempre que descubrimos un producto tan maravilloso como es el agua micelar, buscamos si es posible hacerlo casero y nuestra sorpresa ha sido que el agua micelar […]
esBelleza.com

El agua micelar es un cosmético que esta en auge, cada vez tiene más seguidores fieles que no conciben una rutina de belleza sin su presencia.

Como sabéis, siempre que descubrimos un producto tan maravilloso como es el agua micelar, buscamos si es posible hacerlo casero y nuestra sorpresa ha sido que el agua micelar funciona genial si lo hacemos en casa.

La cosmética casera también está en su mayor esplendor después de mucho tiempo olvidada nos hemos dado cuenta de sus grandes ventajas frente a la cosmética convencional, por este motivo vamos a dedicar este artículo a hablar plenamente sobre ella.

Si lo que buscáis es un cosmético que aporte cientos de beneficios a nuestra piel y que sea casero, os aseguro que el agua micelar no os defraudará.

Agua micelar casera

Cuidar la piel

Todo el mundo quiere tener una piel cuidada, de eso no hay dudas, pero no todo el mundo tiene la constancia, paciencia o ganas como para lograrlo.

En la vida hay muchas épocas y situaciones, no debemos juzgar a alguien por el estado de su piel y ver que no hace nada por cambiarlo, lo que podemos y debemos es ayudarle a que entienda que la piel hay que cuidarla y protegerla, ya que ella es la encargada de proteger a su vez nuestro organismo.

La dermis, es un órgano del cuerpo, el más grande de todos y por lo tanto debemos cuidarlo como se merece, pero como ya os he dicho antes, todos hemos pasado o estamos pasando por situaciones donde no tenemos ganas o no tenemos paciencia, no pasa nada.

Nunca es tarde para empezar, la piel siempre nos lo agradecerá, potenciando su función y ofreciéndonos infinitos beneficios.

¿Se cuidan todas las pieles igual?, esta es una muy buena pregunta, ya que muchas personas tienden a dejarse llevar por los productos o técnicas de moda, sin ni siquiera preguntarse si eso es apto para su tipo de piel.

Vamos a hablar un poco sobre los tipos de pieles y vamos a ver si todos tienen las mismas necesidades.

Cada piel es un mundo, conoce la tuya

Como hemos visto antes, vamos a hablar sobre si todas las pieles necesitan el mismo cuidado o tienen las mismas necesidades, seguro que esto lo tenéis claro, ya que habréis visto rostros muy diferentes a lo largo de vuestra vida, pero quizá no sabéis cuales son realmente las verdaderas diferencias o en que tipo se encuentra la vuestra.

Lo único que vamos a ver son las principales peculiaridades de cada una de las dermis, aunque será completamente suficiente para poder llegar a saber la nuestra rápidamente.

Piel grasa

  • Acné
  • Puntos negros
  • Espinillas
  • Exceso de sebo
  • Untuosidad

Piel seca

  • Descamaciones
  • Falta de hidratación
  • Picores
  • Rojeces
  • Irritaciones
  • Textura áspera

Piel mixta

Esta piel se divide en dos zonas normalmente, aunque puede ser que encontremos más y diferentes.

Zona T (frante, nariz y barbilla)

  • Exceso de sebo
  • Acné
  • Puntos negros
  • Espinillas

Resto del rostro

  • Descamaciones
  • Picores
  • Irritaciones
  • Textura áspera

Como podéis comprobar, la zona T cuenta con las peculiaridades propias de la piel grasa mientras que el resto del rostro cuentas con las características de la seca, dos polos opuestos en un mismo rostro.

Piel normal

  • Equilibrio
  • Color rosado
  • Sin imperfecciones

Piel sensible

  • Irritaciones
  • Alergias
  • Intolerancias
  • Reacciones
  • Picores

Estas son las principales peculiaridades de cada piel, como podéis ver cada una de ellas con muy diferentes en cuanto a características, por lo que también deben serlo en cuanto a necesidades, entonces nos hacemos la siguiente pregunta, «¿como un solo producto como el agua micelar, puede satisfacer las necesidades de pieles tan deferentes?»

Conoce tu piel

El agua micelar

Antes de nada, os voy a dejar por aquí un enlace donde se explica con todo detalle el mundo del agua micelar, os aconsejo que os informéis de todo, es muy interesante: ¿Qué es y para que sirve el agua micelar?

Ahora sí, ha llegado el momento de hablar del agua micelar en sí, vamos a ver que es capaz de hacer este producto por nosotros.

El agua micelar tuvo origen hace no mucho, un poco más de veinte años, en Francia, en un principio se usaba para limpiar heridas y no irritar la piel, es decir, su uso era completamente médico.

Aunque es cierto que no hace mucho de su descubrimiento, tampoco hace poco, y podemos observar que hoy en día tiene un gran auge y un gran peso en nuestro neceser.

Poco a poco, se fue desvinculando de la medicina y se fue abriendo paso en el mundo de la cosmética, donde hoy es tan querida y tiene tanta fama.

Desde que se convirtió en un producto genial para el cuidado de la piel, ha pasado de no ser nada a serlo todo, es decir, su transito en este mundo fue impactante, hoy día es un cosmético estrella y que no podemos imaginar no tener.

Composición del agua micelar

Seguramente os preguntéis el porque este producto es tan efectivo en lo que hace, limpiar la piel es su principal función, aunque esto lo veremos ahora un poco más detallado.

La razón de esto es muy sencilla y en cuanto os la diga le vais a encontrar sentido, en el centro de su composición podemos observar una sustancia imprescindible, las micelas.

Ahora su nombre tiene sentido, micelar de micelas. Estas partículas son las encargadas de atraer como un imán toda la suciedad como el exceso de sebo y otras impurezas y conducirlas hasta ser expulsadas del rostro.

En ellas podemos ver dos polos, cada uno de ellos atraen las impurezas y las dejan atrapadas dentro de estas estructuras, para luego cuando pasemos el algodón arrastremos dichas micelas con toda la basura en su interior.

¿Para que sirve exactamente el uso de este producto?

El agua micelar tiene muchos usos, de hecho podéis informaros sobre todos ellos en este artículo, donde se habla detalladamente de nueve de ellos: 9 formas de uso del agua micelar.

Aquí vamos a ver alguno de ellos de forma rápida, para que os hagáis una idea de lo maravillosa que puede llegar a ser este agua, pero además os daréis cuenta que es un producto completamente polivalente, es decir, que puede realizar muchas funciones diferentes.

El principal uso del agua micelar es el de limpiar el rostro en profundidad, es decir, adopta la función de un limpiador, pero además tiene otras ventajas sobre este.

Se encargará de limpiar la piel, arrastrando todo el exceso de sebo, restos de maquillajes, basura o impurezas que se van acumulando en el rostro y poco a poco van dando lugar a las temidas imperfecciones, o peor incluso, a problemas más graves.

Pero aunque esta sea su principal función, este maravilloso cosmético no se queda ahí, si no que va más allá y cumple otras funciones.

Entre ellas está, la función de hidratar la piel, porque sí, aunque elimine toda la suciedad de la piel no la deja seca ni mucho menos, todo lo contrario, ofrece propiedades de hidratación.

Así como también tonifica la piel, es decir, adopta la función de tónico. Muchas personas cuando se dan cuenta de esto, entran en duda de cual es más conveniente para el cuidado de la piel, si el tónico facial de toda la vida o el nuevo agua micelar que también cumple esta función además de otras, para esto, os aconsejo que le echéis un vistazo a este artículo y os aseguro que saldréis de dudas, ya que está completamente explicado detalle a detalle: ¿Agua micelar o tónico?

Además tiene otras funciones más, si os interesa saber todas ellas, recordad que en el enlace de los 9 usos podéis informaros sobre todas ellas, no os defraudarán.

Agua micelar

La cosmética casera

Ahora que ya hemos visto lo que es el agua micelar y cuales son sus principales funciones, estoy segura que os ha cautivado completamente, hasta el punto de querer tenerlo cuanto antes dentro de vuestro neceser, y aunque podéis comprarlo en cualquier momento, no esta mal explicaros que con unos sencillos pasos podéis hacerlo en casa sin problemas.

Lo primero que tenéis que tener claro es que el agua micelar necesita ingredientes muy sencillos de conseguir, por lo que el proceso será realmente sencillo y satisfactorio.

Antes de meternos de lleno con al agua micelar casera, vamos a hablar un poco antes sobre la cosmética casera en general, en cuantos beneficios tiene y en que nos favorece a nosotros.

Beneficios de hacer cosmética casera

La cosmética en su origen era casera, ya que antiguamente, hace cientos de años, porque sí, hace cientos de años ya se preocupaban por su aspecto físico y tenían ese deseo de cuidar su piel tal y como lo tenemos ahora.

Con la diferencia de que los productos lo hacen ellos (en aquellos tiempos, las mujeres), de forma natural, casera y sostenible, es decir, cogían ellas mismas los ingredientes que iban a usar y fabricaban sus propios cosméticos.

Con el tiempo esto fue cambiando, puesto que la industria se fue apoderando de ello, y claro, era más sencillo comprarlo que hacerlo en casa, pero ¿cual es el problema?

Se empezaron a usar muchos ingredientes que o bien no son saludables para nuestra piel o no lo son para el planeta, por este motivo, poco a poco la cosmética casera fue cogiendo impulso de nuevo.

Hoy día podemos decir que tiene un gran auge y que cada vez son más las personas que quieren conseguir sus cosméticos de forma sostenible, ya no solo haciéndolas en casa, si no que hay empresas que fabrican cosméticos completamente naturales y de forma respetuosa con el medio ambiente, posicionándose también entre las mejores elecciones.

Pero en este artículo nos vamos a quedar con la casera, así que vamos a ver que beneficios tiene frente a la convencional.

  • Nos aseguramos de la naturalidad de los ingredientes

Sin lugar a dudas este es el punto principal, al hacerlo en casa, quiere decir que nosotros mismo hemos tenido que obtener los ingredientes que vamos a usar y por lo tanto conocemos a la perfecciones si estos son aptos o no aptos para nuestra piel y si además son naturales.

Asegurándonos de este modo de la efectividad del producto y sabiendo que no nos hará ningún daño en la piel, por lo que de primeras los resultados ya van a ser maravillosos.

  • Ahorro de dinero

Muchas veces tendemos a pensar que hacer un producto en casa es más caro que otro que compramos, ya que nos fijamos en la cantidad de ingredientes que hay que comprar para su fabricación, los utensilios que hay que usar, etc.

No obstante, la gran mayoría de los productos cosméticos apenas requieren ingredientes difíciles de conseguir, ya que es muy sencillo hacerlos con poquitas sustancias y fáciles de conseguir, donde además entra su precio.

Cuando veáis la  receta que os voy a ofrecer, os daréis cuenta que los ingredientes que vais a necesitar no os harán desembolsar una gran cantidad de dinero, todo lo contrario, seguro que es más económico que comprarlo.

  • Tiempo para ti

Es hora de cambiar la mentalidad, ¿cuántas veces no os habéis tirado al charco de hacer un producto en casa simplemente por el tiempo que «perderéis» en hacerlo?

Hoy en día vivimos en una sociedad que nos inculca que lo más rápido es lo mejor, y de esta forma nos vemos sumergidos en una pompa de estrés constante, que poco bien le hace a nuestra salud.

En vez de pensar que ese tiempo es perdido, vamos a cambiar la mente y vamos a ver ese tiempo como un momento para nosotros, donde conectaremos con nuestro interior y donde disfrutaremos un ratito de la tranquilidad y la paz. Además de llevarnos la experiencia de hacer nuestro propio cosmético.

Así que cambiad la mentalidad, vamos a darle la vuelta a los pensamientos y vamos a convertir ese momento en uno de relax y tranquilidad.

¿Podemos hacer el agua micelar en casa?

Después de ver lo maravillosa que es la cosmética micelar, viene la pregunta más importante de todas, ¿puede hacerlo en casa un agua micelar igual de efectivo que el que estamos acostumbrados a usar?

El miedo siempre es el mismo, que al hacerlo en casa, el cosmético no tenga el mismo efecto y por lo tanto los resultados no sean tan maravillosos.

Pero sin embargo, resulta que esto no es cierto, incluso puede llegar a ser lo contrario, es decir, si nosotros hemos hecho nuestro producto con ingredientes naturales, seguro que obtendremos mejores resultados que con otro que podemos comprar a base de ingredientes artificiales.

Esto se debe a que los ingredientes naturales aunque parezca sorprendente, dan muchos mejores resultados, ya que funcionan en sintonía con nuestra naturales y por lo tanto nuestra piel los absorbe más satisfactoriamente.

Así que con esto quiero deciros que sí, no hay ningún problema en hacer agua micelar en casa y además no hay ningún motivo para pensar que no tendrá el mismo efecto, porque sí lo tendrá y probablemente sea incluso más ideal para el trato con nuestra dermis.

Beneficios de la cosmética casera

Receta de agua micelar casera

Como os dije antes, vamos a ver unas recetas de nuestro querido producto ideal, ya sabéis que el agua micelar se ha convertido en un cosmético indispensable en la vida de muchas personas, ya que tiene grandes efectos en el cuidado de la piel.

Así que no podían faltar unas super recetas maravillosa para que todos podáis hacerlo en casa y que no os falte nunca en vuestro neceser, ¡solo tenéis que seguir los pasos y disfrutad de este momento para vosotros mismos!

Se trata de una receta de agua micelar apta para todo tipo de pieles, por lo que no habrá ningún problema de intolerancia por ninguna dermis, no obstante os daré algunas alternativas de ingredientes esenciales de los más recomendados para cada tipo de piel.

Haz tu propia agua micelar

Ahora sí estad atentos a todos y cada uno de los ingredientes, todos ellos son muy sencillos de encontrar y no son nada caros, por lo que el proceso de preparación es muy reconfortante.

Ingredientes

  • 50 gramos de agua destilada
  • 20 gramos de hidrolato de rosas
  • 5 gramos de glicerina vegetal
  • 3 gramos de aceite de argán
  • 0,4 gramos de aceite esencial de geranio

Proceso de preparación

  • En primer lugar vamos a medir exhaustivamente todos los ingredientes, no debemos pasarnos de más o quedarnos cortos con ninguno,  ya que podríamos estropear el proceso.
  • El segundo lugar vamos a verter uno a uno todas las sustancias en una botella o bote, cuando estén todos, lo cerramos y agitamos bien, ya que todos los ingredientes se mezclen adecuadamente.
  • ¡Y ya estaría lista!

Como habéis visto, no se tarda ni dos segundo en prepararlo, es muy sencillo y rápido.

Ahora os voy a hablar un poco sobre las diferentes alternativas de ingredientes que podéis usar para personalizar un poco más este producto con respecto a vuestra dermis.

Piel grasa o mixta

Si vuestra piel es grasa o mixta, ya sabéis cuales son todas las características de estas, ya que lo hemos visto más arriba y aunque pueden usar sin problema el producto obtenido fruto de la receta anterior, si queréis algo un poco más ideal para estas dermis, os aconsejo cambiar algunos detalles, como los siguientes:

  • En lugar de usar un hidrolato de rosas, cambiarlo por un hidrolato de tomillo
  • Usar extractos como el de granada, cola de caballo o áloe vera

Estos regularán de forma más eficaz el exceso de sebo producido por estas pieles y además proporcionará un nivel más elevado de calma al rostro.

Piel seca

Si tenéis la dermis seca, también podéis usar sin problema el producto anterior, pero aún así como ya sabéis siempre hay sustancias un poco más efectivas para cada piel, como por ejemplo estos siguientes:

  • En lugar de usar el hidrolato de rosas, cambiarlo por un hidrolato de lavanda
  • Usar extractor de arroz, de algas o de árnicas

Estas sustancias son más recomendadas para el uso de productos en estas pieles, ya que aportarán de forma más satisfactoria grandes cantidades de hidratación, dotando a estas pieles de buenos niveles de esta.

Piel sensible

Si tu piel es sensible, es cierto que debes tener un poco más de cuidado al elegir productos para el cuidado facial, ya que son pieles mucho más delicadas, pero el agua micelar no pone límites, por lo que podéis usarla sin problemas, os doy algunas sustancias ideales para el cuidado de dermis sensibles:

  • En lugar de usar el hidrolato de rosas, cambiarlo por un hidrolato de manzanilla
  • Usar extractos de arroz, avena o algodón

Se trata de ingredientes más agradables y respetuosos con la piel, por lo que podréis estar seguros que no os hará ningún daño en el rostro.

Además, esto va para todas las pieles, si vais a hacer grandes cantidades, es decir, más de lo que vayáis a usar en un día, lo ideal es que añadáis un conservante natural como por ejemplo el Sharomix, con unas 20 gotas para una cantidad de 100 ml, así nos aseguramos de que no se estropee el producto.

Receta de agua micelar

Agua micelar con conservante natural

Por último os voy a hablar sobre una receta de agua micelar pero con la diferencia de que contiene conservante y aunque es natural será suficiente para que el producto nos duré unos días más.

Es cierto que no tiene nada que ver con un conservante artificial, y que por lo tanto no la función que desempeñará será mucho menos eficiente, pero aún así es preferible mil veces antes que los artificiales, por el simple hecho del trato con la piel, ¡así que solo pensad que vuestra piel os lo va a agradecer eternamente!

Aunque contenga más ingredientes que las demás recetas, no se trata de sustancias muy difíciles de encontrar y además no tenéis porque hacer siempre esta receta, pero si algún día os apetece hacerla, será genial.

Ingredientes

  • 61 gramos de agua destilada
  • 15 gramos de agua de rosas
  • 15 gramos de áloe vera
  • 2 gramos de extracto de pepino
  • 3 gramos de glicerina vegetal
  • 3 gramos de decil glucósido (surfactante natural)
  • 1 gramo de Cosgard (conservante natural)

Si necesitáis bajar el pH, podéis usar ácido láctico, si no, no hace falta que lo añadáis.

Pasos para la preparación

  • El primer paso es pesar todos los ingredientes y mezclar el agua destilada con el agua de rosas, el áloe vera, la glicerina y el extracto de pepino.
  • El siguiente paso es, mientras vamos mezclando los ingredientes ya nombrados, muy suavemente vamos a ir añadiendo el decil glucósido, es muy importante que no lo hagamos de forma rápida y directa, ya que puede causar mucha espuma.
  • Por último vamos añadiendo poco a poco el conservante natural y volvemos a remover todo, hasta que queden completamente mezclados todos los ingredientes.
  • Una vez que ya lo tengamos todo terminado, es momento traspasar nuestra querida agua micelar a un bote con dosificador, es importante que esperemos que se quede sin espuma para trasladarlo. Ya en el dispensador podemos usarlo cuando queramos.

Como veis los pasos son muy sencillos, y los ingredientes aunque son muchos no son muy difíciles de comprar, así que podéis hacerla sin problema cuando os apetezca, eso sí, aunque contiene conservante natural, no debemos excedernos en guardarlo mucho tiempo, ya que la función no es igual a la de un conservante artificial.

Receta de agua micelar

También te puede interesar