¿Agua micelar o tónico?

El agua micelar es un producto que ha llegado pisando fuerte y como consecuencia está en lo más alto en el mundo del cuidado facial. Con su llegado a puesto en duda muchas cosas, ya que podemos observar que es un producto todoterreno y que no solo cumple una función, si no que es capaz […]
esBelleza.com

El agua micelar es un producto que ha llegado pisando fuerte y como consecuencia está en lo más alto en el mundo del cuidado facial.

Con su llegado a puesto en duda muchas cosas, ya que podemos observar que es un producto todoterreno y que no solo cumple una función, si no que es capaz de cumplir algunas más a la misma vez, es decir, ¡un todo en uno!

El tónico es uno de esos productos que se han visto más afectados, debido a que el agua micelar se ha hecho dueña y señora de la función que desempeña este.

Las cuestiones son las siguientes, ¿es más efectivo el tónico o el agua micelar?, ¿debemos sustituir el tónico? o ¿es fiable el agua micelar y todas sus funciones?

¿agua micelar o tónico?

¿Por qué debemos usar estos productos en nuestra piel?

Lo primero que vamos a ver es el porqué debemos usar un tónico o una agua micelar en nuestro rostro y porqué no mejor prescindimos de estos productos.

La razón es muy simple, la piel como cualquier otro órgano de nuestro cuerpo necesita que la cuidemos, y es por esto que necesita que le prestemos atención y lo que es más importante, saber escucharla y conocer todas sus necesidades a la perfección.

Estos cosméticos nos permiten limpiar nuestra dermis en profundidad y eliminar todos y cada uno de los residuos que se encuentren en ella, por lo que es el primer paso para conseguir una piel sana.

Importancia de cuidar la piel

Como hemos visto, la piel es un órgano del cuerpo, el más grande y con una función muy importante, se trata de la protección de nuestro organismo. Es decir, funciona como una barrera protectora que protegerá a nuestro cuerpo de posibles amenazas externas, como son los famosos radicales libres.

Los radicales libres son aquellos factores externos que pueden hacer daño a nuestra piel, tales como la contaminación, los rayos directos del sol, los cambios bruscos de temperatura, etc.

Imaginad por un momento que nuestra piel no realizara su función, todos esos factores impactarían contra nuestro organismo produciendo mucho daño en nosotros, por suerte la tenemos y estamos a tiempo de cuidarla para que siempre pueda realizar su función adecuadamente.

Por todo esto debemos protegerla, y lo primero para hacerlo es conocer nuestra dermis a la perfección, para ellos vamos a hablar un poco sobre los diferentes tipos de pieles que hay y las diferencias que hay entre ellos.

¿Cómo puedo conocer mi tipo de piel?

Conocer nuestro tipo de dermis es lo más importante cuando decidimos cuidar nuestro rostro, ya que si no la conocemos bien podemos cometer el error de elegir productos que no sean muy adecuados para ella y por lo tanto podéis imaginar cuales serían los resultados.

Por esto mismo, me gusta siempre dejar muy bien explicado cuales son las diferencias entre cada tipo de pieles, ya que el error más común de las personas es confundirlos y cuando obtenemos como resultados un rostro mucho más estropeado tendemos a pensar erróneamente que el producto es malo, cuando no es así.

Así que si todavía no conocéis como es vuestro rostro, ha llegado el momento de hacerlo y cuando lo tengamos claro, seguimos con nuestro dilema entre el agua micelar y el tónico.

Piel grasa

Si alguien tiene la piel grasa seguro que no tiene muchas dudas, ya que es una dermis muy perseguida debido a sus peculiaridades como el exceso de sebo, los puntos negros, el acné, las espinillas, etc.

Es una de las pieles con más necesidad de limpieza, por lo que es una de las que más necesitan un producto como estos.

Piel seca

De nuevo si alguien tiene la piel seca tampoco tendrá muchas dudas, ya que aunque no esté tan perseguida como la grasa, también se trata de un dermis muy característica en cuanto a peculiaridades, como son por ejemplo, la falta de hidratación, la textura áspera, los picores, las irritaciones, las rojeces, etc.

No debemos caer en el error de pensar que estas pieles debido a que no dan esa sensación de untuosidad no necesitan limpieza, ya que es todo lo contrario, estas dermis al igual que todas las demás necesitan su saneamiento diario.

Piel mixta

En cuanto a la piel mixta es la que más dificultad pude llegar a tener en cuanto a la identificación, ya que las personas que cuentan con esta piel suelen tener peculiaridades de las dos dermis anteriores, es decir, el rostro se divide en zonas.

En la zona T que corresponde la frente, la nariz y la barbilla tienen predisposición a las peculiaridades de la piel grasa mientras que el resto del rostro las tiene de la piel seca.

De nuevo estamos ante una piel que necesita limpieza diaria, por lo que de nuevo no podemos prescindir de dichos cosméticos.

Piel normal

La piel normal es la que todo el mundo desearía tener, se tarta de una dermis totalmente equilibrada, con un color rosado y sin imperfecciones, cuenta con una textura jugosa y sedosa.

Aunque es cierto que es la ideal, también es la menos común de todas, pero aún así las personas que la tienen no deben pensar que al ser norma no necesitan cuidado, todo lo contrario, si no la cuidamos lo más seguro es que cambie y adopte las peculiaridades de cualquier otra.

Piel sensible

Las personas con la piel sensible, seguro que también lo saben y la tienen más que identificada, ya que se trata de una piel mucho más delicada que las demás y con peculiaridades más importantes, como por ejemplo, alergias, patologías más graves, irritaciones, picores, intolerancias, etc.

Aunque es cierto que a la hora de elegir productos deben hacerlo con cuidado y siempre muy seguros de los ingredientes de estos, con el agua micelar especialmente pueden estar tranquilas, ya que es uno de los productos más agradables con la piel debido a que no cuentan con ingredientes irritantes.

Esto son todos los tipos de pieles que hay, estoy segura que después de ver esto, tendréis claro cual es el vuestro y entonces ya estáis listos para pasar a los siguientes pasos del cuidado facial.

Diferentes tipos de pieles

¿Agua micelar o tónico?

Esta pregunta es de las más escuchadas desde que apareció en nuestra vida la maravillosa agua micelar, ya que dicho cosmético apareció arrasando con todo a su paso, entre ellos al tónico, un producto que lleva mucho más tiempo en nuestras vidas y que ahora se ve cuestionado por la querida agua micelar.

Lo primero que vamos a hacer para saber con cual nos quedamos es analizar cada uno de ellos y además hablaremos de sus ventajas y desventajas, para ver cual es el definitivo para el cuidado de nuestra dermis.

¿Qué es el agua micelar?

El agua micelar  es un cosmético que se descubrió hace aproximadamente unos veinte años en Francia y cuya finalidad en origen era en el mundo de la medicina, se usaba para limpiar heridas y que la piel no se irritara, ya que era muy respetuoso con la piel.

Poco a poco se fue introduciendo en el mundo de la cosmética donde hoy alcanza su máximo esplendor y desde donde hoy lo estamos analizando.

La primera palabra con la que debemos conocer a este cosmético y con la que lo vamos a describir a la perfección es «todo en uno», como ya hemos visto un poco más arriba, es un producto que nació arrasando, realizando varias funciones, con su uso podemos limpiar la piel profundamente a la misma vez que podemos desmaquillar el rostro o incluso tonificarlo.

Es un cosmético que con unas valoraciones magnificas, y cuando nos introducimos un poco en él nos damos cuenta que tiene muchísimos fans, todo ello gracias a su gran efectividad.

Su eficacia y sus maravillosos resultados debe agradecérselo a  sus ingredientes, sobre todo a uno de ellos, el más importante y las encargadas de todo el trabajo, las micelas.

Las micelas son unas pequeñas partículas formadas por dos polos, el hidrófilo y el lipófilo, los encargados de atraer y absorber las impurezas, el exceso de sebo y toda la basura que pueda haber en el rostro.

Estas moléculas funcionan, atrayendo la suciedad y dejándola atrapada en el interior de estas, para retirarla posteriormente. Todo esto lo hace sin irritar la piel y sin ni siquiera dañarla lo más mínimo, ya que es un producto completamente respetuoso con la dermis sin importar el tipo de piel, no obstante también podéis encontrar agua micelares especiales para las predisposiciones de cada piel.

Como podéis ver el nombre del cosmético se lo debe a sus queridas micelas, «el agua micelar».

Ante de terminar y pasar al tónico, me gustaría dejaros por aquí un enlace donde vais a tener toda la información de este cosmético: ¿Qué es y para que sirve el agua micelar?

¿Qué es el tónico?

El tónico es un cosmético de toda la vida, es decir, tiene muchos más años que el agua micelar y seguramente lo hayáis usado más veces, es un producto que depende de la personas es muy usado o no, es decir, hay personas que no imaginan una rutina de belleza sin su uso y hay otras personas que directamente se saltan este paso y nunca lo han usado.

Tónicos hay muchos, podemos encontrar uno para cada tipo de piel, de esta forma tenemos un tratamiento mucho más personalizado para el cuidado de nuestra dermis.

Su función principal es equilibrar el pH de la piel, después de haber usado un desmaquillante o un limpiador, además también podemos decir que ayuda o culmina a la limpieza facial, ya que nos dejará una sensación de frescor y de limpieza, cerrando los poros y terminando de limpiar cada rincón de la piel.

Es un producto que lo pueden usar igualmente todas las personas, sin discriminación y sin importar la edad, el género o el tipo de piel ( al igual que el agua micelar)

¿Qué es el tónico?

Beneficios de cada producto: Agua micelar o tónico

Ahora que ya sabemos lo que es cada uno de los dos grandes productos y cuál es su función, es hora de hablar un poco sobre cada uno de sus beneficios, así que ahora toca agudizar bien todos los sentidos para ver que puede hacer cada uno de ellos en nuestra piel.

Agua micelar

Vamos a ver primero los beneficios del agua micelar, pero antes os recomiendo que visitéis este artículo donde os vais a informar sobre todos sus usos: 9 usos del agua micelar.

  • Desmaquillante

Con el agua micelar puedes olvidarte completamente de un desmaquillante especialmente solo para eso, ya que en los último tiempos se ha convertido en un producto ideal que no puede faltar en el bolso cuando salimos de casa, por si debemos corregir cualquier parte del maquillaje.

Elimina todo el maquillaje sin irritar la piel o sin provocar una sensación extraña, todo ello gracias a que no contiene alcohol en su composición.

  • Limpieza profunda

El agua micelar es un maravilloso limpiador del rostro, y se ha convertido en imprescindible también en las rutinas de limpieza, ya que es un producto que se puede usar diariamente sin problema, al contrario, su uso diario nos beneficiará ofreciéndonos un cutis mucho más cuidado y limpio.

Además de limpiar el rostro en profundidad, lo deja completamente preparado para seguir con la rutina y que todos los cosméticos posteriores penetren de forma más satisfactoria en la piel.

  • Adiós a las irritaciones

Como ya sabéis el origen de este producto fue para tratar las quemaduras o heridas en los hospitales, se empezó a usar por sus cientos de propiedades sin irritar la piel, así que imaginar lo respetuoso que puede llegar a ser.

Lo principal de todo esto es la ausencia de alcohol entre sus ingredientes, favoreciendo muchísimo al estado de la piel después de su uso, ya que no la deja reseca para nada, ni siquiera deja sensación áspera, todo lo contrario, ofrece un cutis totalmente hidratado y con sensación de seda.

  • Tonifica la piel

Este es el quid de la cuestión, el agua micelar también actúa como tónico, ya que ayuda a fortalecer el estado de la piel, equilibrando su pH de forma directa gracias a las micelas que lo forman.

Este es el motivo por el que algunas personas se confunden y no tienen muy claro cual elegir, ya que además esta puede usarse tantas veces como se quiera gracias a que no cuenta con ninguna sustancia irritante.

  • Olvídate del aclarado

Uno de los mayores puntos a su favor es este, después de aplicar el agua micelar, no es necesario aclarar el rostro, es decir, podemos llevar a cualquier lugar sin necesidad de tener disposición de agua corriente y lo podemos usar sin problema.

A diferencia de otros limpiadores o desmaquillantes que si tenemos que lavar la cara después de su uso, el agua micelar nos ofrece un tratamiento mucho más cómodo y rápido.

Tónico

En segundo lugar vamos a ver los beneficios del tónico y poco a poco vais a poder ir viendo las pequeñas diferencias.

  • Restablece el pH

Es un cosmético que se encarga de equilibrar nuestra piel para su buen funcionamiento y para que no se alteren los parámetros después de todos los productos que aplicamos en el rostro.

Pero para que esto sea posible es muy importante que sepamos elegir bien cual es el tónico que necesitamos y el que mejor se adapte a nuestro tipo de dermis.

  • Reafirma la piel

Gracias a sus propiedades para equilibrar la piel, también están aportando propiedades que hacen que nuestra piel se vuelva más elástica y por lo tanto la calidad de esta mejora.

  • Calma la piel

Este producto es muy querido por esta función tan especial, es un cosmético que tiene grandes propiedades para calmar la piel, aspecto que se agradece mucho, sobre todo en pieles más sensibles.

Además de calmar la dermis también aporta frescor al rostro, dejando una sensación refrescante y muy agradable después de su uso.

  • Cierra poros 

El tónico además de equilibrar la piel también potencia la función de cerrar los poros y hacerlos los menos visible posible, sin embargo por si solo no podría hacerlo, necesita cosméticos especializados para ello.

Pero es cierto que con el uso del tónico además de los cosméticos especializados para ello, la eficacia se multiplica y los resultados son mucho más favorables.

  • Limpieza profunda

El tónico se convirtió en un producto imprescindible en el proceso de limpieza facial, todo el mundo tenía o tiene uno en su neceser para usarlo después del limpiador específico, ya que se encarga de retirar la basurilla que queda en los lugares más difíciles de atrapar.

Gracias a que llega a zonas que otros limpiadores no llegan, también va a dejar la piel lista y totalmente preparada para que los productos que apliquemos con posterioridad, penetren de una forma mucho más satisfactoria y los resultados sean mejores.

Beneficios del agua micelar y el tónico

Estos son los principales beneficios de cada uno de estos dos cosméticos, como podéis ver los dos tienen cosas muy buenas y lo ponen realmente difícil a la hora de elegir añadir uno a nuestro neceser, así que ahora vamos a ver las principales similitudes y diferencias entre ellos, para verlo de una forma más clara.

Semejanzas entre agua micelar y tónico

Lo primero que vamos a ver son los principales puntos en los que estos cosméticos más se parecen y donde realizan funciones mucho más semejantes, es decir, momentos en los que no importa cual de los dos usemos.

  • Lo primero es su aspecto físico, si los metemos en un bote sin etiquetas y siendo estos transparentes, no seríamos capaces de diferenciar un tónico de un agua micelar, ya que los dos son idénticos.
  • Los dos realizan la función de tónico, pero hay que decir que el agua micelar no es tan eficaz en este ámbito como el propio tónico, aunque se desenvuelve bastante bien.
  • La manera de usarlo es idéntica, para los dos debemos coger un disco de algodón y aplicarlos dando toques en el rostro y con movimientos en círculos.
  • Por último, ninguno de los dos se tiene que aclarar con agua, otra semejanza.

Diferencias entre agua micelar y tónico

Ahora sí, vamos a ver las diferencias entre estos dos cosméticos, aunque os parezca mentira las hay y muchas, ya que aunque se asemejan en algunas cosas, las diferencias son más notables.

La primera y única diferencia es la función que realizan, es cierto que es muy fácil confundirse entre los dos, sobre todo en el momento que nació el agua micelar, sus funciones ambas relacionadas con la limpieza nublaron la mente de todas las personas y hoy día hay una creencia errónea que nos obliga a elegir entre los dos, pero sin embargo, no son lo mismo y lo vais a comprobar ahora.

La función del agua micelar es maravillosa, ya sabéis que es un producto muy polivalente pero cuando pensamos en ella debemos asociarla a la limpieza de la piel, sobre todo al momento de desmaquillar ya que es capaz de eliminar todo el maquillaje del rostro, incluso es resistente al agua, por lo que os podéis hacer una idea de su eficacia limpiando la piel.

Sin embargo, la función del tónico nada tiene que ver con eso, lo que busca este producto es equilibrar el pH de la piel, cerrar los poros del rostro, eliminar las células muertas y ofrecer a la misma vez hidratación al cutis.

Es cierto que también puede terminar de retirar alguna basurilla que se ha resistido al limpiador, así como controlar la producción de sebo en la piel.

Es decir, deja el rostro completamente preparado para los posteriores cosméticos.

En definitiva podemos ver que no tiene nada que ver un producto con otro y que confundirlos o intentar sustituirlos es un error, ya que lo ideal es complementarlos y conseguir de esta forma abrir más las posibilidades de conseguir un rostro de ensueño.

El primer paso es el agua micelar para retirar todas las partículas de basura que pueda haber retenidas en la piel y luego aplicamos el tónico que realizará la función de equilibrar el pH de la piel y preparar la dermis para seguir con nuestra rutina diaria.

Por último me gustaría hablaros sobre la cosmética casera, tanto el agua micelar como el tónico podemos hacerlo en casa de forma muy rápida y sencilla, si os interesa saber los pasos para hacerla os voy a dejar por aquí un artículo sobre el agua micelar casera: ¿Cómo hacer agua micelar casera?

Diferencia entre agua micelar y tónico

En definitiva, no debemos elegir uno u otro, los dos tienen su momento de gloria en nuestra piel y los dos tienen cientos de funciones y propiedades que ofrecernos, por lo tanto, ¿por qué privarnos de uno de los dos, cuando podemos usarlos ambos?

¡Usad los dos y disfrutad de todo lo que nos ofrecen estos maravillosos cosméticos!

También te puede interesar