Escrito por

Alimentos antidepresivos

Cuando llega la primavera no siempre acaban las depresiones que se vienen arrastrando del invierno, así que los plátanos, las nueces y el chocolate te ayudarán a combatirla, en parte porque estos alimentos contienen una gran cantidad de hormonas, que son buenos conductores de los impulsos nerviosos.

1

Lo más probable, cuando se está con muchos antojos de estos alimentos, es que se sufra de algún grado de depresión, ya que el organismo es muy sabio y de esta manera pide autoregularse y curarse a sí mismo.

Los plátanos contienen tres tipos de azúcares naturales, la sacarosa, fructosa y glucosa, que combinada con fibra, entregan una inyección inmediata de energía. Según los estudios, 2 plátanos entregan energía suficiente para 1,5 horas de trabajo intenso.

Muchos que están deprimidos, luego de consumir plátanos, se sienten sustantivamente mejor, porque los plátanos contienen triptófano, un tipo de proteína que el cuerpo convierte en serotonina, muy conocida porque relaja, y hace que la gente se sienta más feliz.

2

Los frutos secos también son un gran aliado para sentirte vital en épocas oscuras, es por esto que las nueces, avellanas, almendras, maní y castañas te ayudan. Todos los frutos secos tienen un importante número de calorías, por lo que debes racionarlos muy bien, consumiendo como máximo dos cucharadas diarias de ellos, a fin de no pasarte en las calorías y engordar.

El chocolate negro ayuda a deshacerse de la fatiga crónica, y una dosis de 45 gramos al día por dos meses es suficiente para que se olviden que existió la fatiga. El chocolate negro es rico en polifenoles, que controlan el nivel de serotonina. La falta de esta hormona lleva a la depresión y a la llamada fatiga crónica.

En Estados Unidos, desde hace mucho tiempo se comprobó la estrecha relación que existe entre alimentación y depresión, por lo tanto, con una buena dieta se puede tratar una depresión, aunque obviamente también hay que atacarla por otros frentes.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos