Ventajas e incovenientes de los champús sin sulfatos

El cuidado del cabello es parte esencial dentro de la rutina de cuidado e higiene personal de todos. Quizás por ello en los últimos años parecen haber proliferado el uso de los champús sin sulfatos, los cuáles son elaborados a partir de ingredientes naturales que no son agresivos contra nuestro pelo, pero ¿son tan buenos […]

El cuidado del cabello es parte esencial dentro de la rutina de cuidado e higiene personal de todos. Quizás por ello en los últimos años parecen haber proliferado el uso de los champús sin sulfatos, los cuáles son elaborados a partir de ingredientes naturales que no son agresivos contra nuestro pelo, pero ¿son tan buenos como parecen? Conozcamos a continuación, las ventajas e inconvenientes de los champús sin sulfatos.

Ventajas de los champús sin sulfatos

Antes de conocer cuáles son las ventajas de los champús sin sulfatos, tenemos que saber exactamente qué son los sulfatos, los cuáles corresponden a un gran grupo de ingredientes sintéticos que se encuentran en muchos productos para el cuidado personal, como jabones corporales, limpiadores faciales, champú y pasta de dientes. Los sulfatos incluyen laurilsulfato de sodio, laurilsulfato de amonio y laureth sulfato de sodio.

Champu sin sulfatos ventajas inconvenientes

Con ellos, podemos limpiar en profundidad el pelo, ya que actúan como un tensioactivo químico que al mezclarse con el agua, genera mucha espuma con la que podemos lavar y limpiar el cabello eliminando todo tipo de suciedad, polución, grasa e incluso (si se trata de un producto específico), eliminar la caspa. Son buenos porque dejan nuestro pelo limpio, pero al ser tan «agresivos» con el fin de garantizar su eficacia, resultan nocivos para el cuero cabelludo que poco a poco se va deteriorando hasta perder gran parte del sebo y aceites naturales que produce, sin olvidar que en los casos más extremos puede llegar a producir irritación y hasta alergia.

Por ello puede ser bueno el uso de los champús sin sulfatos los cuáles son mucho más cuidadosos con el cabello hasta el punto de dejarlo completamente renovado. Son tantas las ventajas que tienen este tipo de champús que os las enumeramos a continuación:

Mantiene tu cabello más brillante

Tu cabello produce aceites naturales que permiten que el pelo se mantenga  suave y brillante a diario. Cuando te lavas con champú, es importante eliminar el exceso de suciedad o desechos de tus hebras sin quitarles la humedad incorporada. Los sulfatos son altamente efectivos para eliminar la suciedad y los desechos no deseados, pero pueden causar daños al eliminar los aceites naturales de tu cabello. Esto a menudo conduce a un cabello que tiene una apariencia similar a la paja y que se ve seco. Si estás buscando darle una limpieza profunda a su cabello mientras conserva su suavidad y humedad naturales, el champú sin sulfato es perfecto para tus necesidades.

Remedia el cuero cabelludo reseco

Los síntomas del cuero cabelludo seco pueden incluir picazón, caspa, dolor y pérdida de cabello . Si experimentas alguno de estos efectos negativos, el champú sin sulfato puede proporcionarte el alivio que estás buscando. El champú sin sulfatos tiende a ser más suave en el cuero cabelludo, lo cual es particularmente importante si tienes un cuero cabelludo sensible. Si bien los productos de champú que contienen sulfatos pueden agravar los síntomas del cuero cabelludo seco, el champú sin sulfato ayuda a calmar la picazón y la incomodidad general de la condición de su piel. Ver Cómo usar un champú sin sulfatos

Preservan el color de tu cabello

Si recientemente te has teñido el cabello, elegir un champú sin sulfato es obvio. El champú que contiene sulfatos a menudo es demasiado duro para el cabello teñido e incluso puede quitar el color de tus mechones y darle un aspecto opaco. Esto puede hacer que tu cabello se vea desteñido después de solo un par de usos. Para asegurarte de que tu cabello recién teñido conserve su color el mayor tiempo posible, asegúrate de buscar un champú sin sulfato que sea mucho más amable con tus mechones.

Preservan cualquier tratamiento sobre el cabello

De igual forma, si acabas de hacerte por ejemplo un alisado brasileño con keratina o te has hecho una permanente, el champú sin sulfatos es mucho más cuidadoso. Notarás como el tratamiento en cuestión te dura más tiempo.

Mejora tus rizos

Debido a que el champú con sulfatos despoja a tu cabello de su humedad natural, puede afectar negativamente la apariencia de tus rizos. Los rizos que se secan generalmente no parecen tan saludables y animosos como los rizos que retienen sus aceites naturales. Si tienes el cabello naturalmente rizado, la humedad debe ser una de tus principales prioridades cuando compres el mejor champú, así que asegúrate de elegir un producto que esté completamente desprovisto de sulfatos. Del mismo modo, las personas con cabello encrespado pueden encontrar que sus mechones se comportan mejor cuando optan por un champú sin sulfato. Esto es gracias a la capacidad del champú para ayudar al cabello propenso al frizz a mantenerse hidratado en cualquier tipo de clima.

Disfruta de un cabello más fuerte en general

Cuando usas champú con sulfatos, puedes tener problemas con las puntas secas o divididas que afectan negativamente el aspecto general de tu cabello. El champú sin sulfato combate estos efectos no deseados al promover puntas y hebras que se ven y se sienten más brillantes, más fuertes y más saludables en todos los sentidos.

Sirven para todo tipo de pelo

En general, el champú sin sulfato trata tu cabello mejor que cualquier otro tipo de champú. Ya sea que tengas cabello naturalmente rizado o luches con un cuero cabelludo seco y con picazón, cambiar a un champú que no contenga sulfatos puede ayudar a mejorar la apariencia general y el bienestar de tus mechones sea como sea tu pelo.

Inconvenientes de los champús sin sulfatos

Como acabamos de ver, muchas son las ventajas que tienen los champús sin sulfatos, pero estos pueden tener algún que otro inconveniente que será bueno conocer también.

Champu sin sulfatos cuales son ventajas e inconvenientes

Son más caros

Generalmente y más cuando se trata de champús realmente orgánicos y solo elaborados con ingredientes naturales, los champús sin sulfatos pueden ser bastante más caros que los que llevan sulfatos. Puede que a la larga la inversión merezca la pena, pero si deseas ir a lo barato, esta no es la mejor opción de todas.

No hacen espuma

O al menos, no con la misma cantidad que suelen hacer los champú que sí tienen sulfatos, lo que provoca que muchas personas creen que el champú sin sulfatos no limpia igual de bien el cabello cuando no es cierto. Lo único que se debe hacer es mojar bien el pelo, aplicar el champú y mezclar bien con la humedad y lavar masajeando como de costumbre.

Se gasta más producto

Otra de las creencias que se tiene sobre el uso de los champús sin sulfatos es que se debe gastar más producto para limpiar el cabello ya que no hacen espuma y se cree que al echar más producto se podrá generar aunque sea un poco. No se debe hacer, ya que utilizando la misma cantidad de champú se puede limpiar el cabello de igual forma. 

También te puede interesar