Cómo usar un champú sin sulfatos y cuándo hacerlo

Los champús sin sulfatos son cuidadosos con el pelo, aunque para que resulten efectivos, tenemos que saber cómo se utilizan de forma correcta, incluso cuando veamos que apenas hacen espuma. Veamos ahora todos los pasos sobre cómo usar un champú sin sulfatos y también, en qué casos es aconsejable usarlo. Cómo usar un champú sin […]

Los champús sin sulfatos son cuidadosos con el pelo, aunque para que resulten efectivos, tenemos que saber cómo se utilizan de forma correcta, incluso cuando veamos que apenas hacen espuma. Veamos ahora todos los pasos sobre cómo usar un champú sin sulfatos y también, en qué casos es aconsejable usarlo.

Cómo usar un champú sin sulfatos

Como se puede usar un champu sin sulfatos

Saber usar un champú sin sulfatos de forma correcta será la clave para que podamos aprovechar todos los beneficios de este tipo de champús que suelen ser orgánicos y además, están elaborados con ingredientes naturales. Normalmente, este tipo de champús no suelen hacer espuma debido a que no tienen precisamente sulfatos, que son los tensioactivos químicos y desengrasantes, que en contacto con el agua, acaban generando esa espuma que tanto nos gusta y que nos da la sensación de que no estamos lavando el cabello en profundidad.

Lo malo de los sulfatos, es que a la larga pueden provocar picazón e irritación de cuero cabelludo ya que lo resecan al ir provocando que los aceites naturales del pelo vayan desapareciendo. Entran en juego entonces los champús sin sulfatos que bien usados, pueden hacer que toda la irritación desaparezca, así como esa sensación de resequedad que pueda que sintamos en el pelo, por no hablar del encrespamiento y las puntas abiertas. Veamos entonces, paso a paso, cómo usar correctamente un champú sin sulfatos.

  1. Antes de lavarnos el cabello, es importante desenredar cuidadosamente el pelo ya que si lo mojas y este está enredado, lo único que vas a conseguir es que se enrede todavía más. Siempre debes desenredar primero los extremos, luego desenreda las raíces para evitar roturas.
  2. Una vez  desenredado, moja bien tu cabello desde la raíz hasta las puntas. Procura que el agua toque toda la cabeza ya que una de las claves para lavar bien el pelo con un champú sin sulfatos es que este esté realmente mojado.
  3. A continuación, debes distribuir una pizca de champú sobre todo el cabello. No hace falta que sea mucha cantidad (en contra de lo que se cree), tan solo aplica la misma cantidad que aplicarías si se tratara de un champú con sulfatos y masajea suavemente con la punta de los dedos.
  4. Una vez hayas acabado de lavar bien todo el pelo, deberás enjuagar bien con agua tibia.
  5. Si deseas dar una segunda pasada de lavado al pelo (aunque no es necesario) repite la aplicación con menos champú ya que el cabello ya estará limpio.
  6. De nuevo, enjuaga bien con agua tibia y en los últimos momentos (y si lo aguantas) puedes acabar de enjuagar con agua fría ya que garantizará que el pelo se vea mucho más brillante.
  7. Una vez hayas lavado la cabeza, es también importante secar bien el cabello con una toalla.
  8. A continuación, cepilla y desenreda tu cabello a fondo.
  9. Preferiblemente deja que tu cabello se seque naturalmente. Si usas un secador de pelo, evita una temperatura demasiado alta que pueda dañarlo. Para obtener más volumen, seca tu cabello con la cabeza del revés.

Cuándo usar un champú sin sulfatos

Como puede usar un champu sin sulfatos

Ya hemos visto de qué modo podemos lavar el pelo con un champú sin sulfatos de forma correcta (y en general te puede servir también para cualquier otro tipo de champú), que además se puede usar para todo tipo de pelo, aunque pueden haber casos específicos en los que su uso esté más que recomendado.

Si te has teñido el pelo o tienes un alisado brasileño

El alisado brasileño es un tratamiento de queratina que se usa para alisar el cabello de forma más o menos permanente. También es un cuidado para el cabello dañado. Su efecto dura unos meses en las condiciones adecuadas, pero se reduce en gran medida frente a los champús demasiado potentes.

De hecho, estos limpiarán demasiado profundamente y eliminarán la capa protectora y nutritiva de queratina . En este caso, un champú más suave y libre de sulfato es absolutamente esencial para hacer que el alisado brasileño dure.

Y lo mismo podemos decir del cabello teñido. Si queremos que el color del tiempo nos dure más tiempo, tan solo será necesario aplicar un buen champú sin sulfatos que mantendrá el tinte y además aumentará la potencia del color, haciendo que el cabello se vea mucho más brillante.

Si tienes un cuero cabelludo sensible

Si tu cuero cabelludo es sensible y tiende a irritarse y picar , un champú sin sulfato puede ser una buena opción. Esta alternativa más suave hace posible limitar la desecación del cuero cabelludo, así como su exposición a productos que se convierten en alérgenos a largo plazo. Ver también Ventajas e Inconvenientes de los champús sin sulfatos

Puede que los sulfatos sobre el pelo, provoquen este que se vea más limpio, pero en el caso de tener el cuero cabelludo sensible y debido a que los sulfatos van eliminando los aceites naturales del pelo, es posible que notemos como poco a poco el cuero cabelludo nos va picando más y más, hasta el punto de sufrir incluso de descamación. En los casos más graves, en los que la persona sufra de irritación prolongada e incluso alergia, es posible que se derive en una dermatitis que deberá ser tratada por un dermatólogo (además de ser conveniente lavar el cabello con un champú que no tenga sulfatos).

Si deseas reducir el debilitamiento y la caída del cabello

También se sabe que el sulfato, y en particular el lauril sulfato de sodio, tienen un efecto negativo sobre el crecimiento del cabello. Su acción corrosiva daña el folículo piloso en la raíz del cabello, lo que puede retrasar su crecimiento y debilitar su estructura. Un champú sin sulfato puede limitar el ataque al cabello con cada lavado y, por lo tanto, retrasar la pérdida de cabello.

Si deseas eliminar el encrespamiento y evitar las puntas cerradas

De igual forma, los sulfatos pueden provocar que poco a poco el cabello se vaya resecando, de modo que se vea cada vez más encrespado y con las puntas abiertas.Si deseas recuperar la belleza natural de nuestro pelo, se hará necesario el uso de un champú sin sulfatos. De igual forma, este tipo de de champú cuidará más tus rizos, restaurando su hidratación y haciendo que se vea con más cuerpo y belleza.

También te puede interesar