Mascarillas para las axilas: qué son, para qué sirven y cómo se utilizan

Si te preguntamos por cuál sería la única parte del cuerpo en la cual nunca te pondrías unas mascarilla, seguro que la mayoría de nosotros pensaría que las axilas. Sin embargo, resulta que también hay mascarillas para esta zona. ¿Para qué? Te contamos todo acerca de las Mascarillas para las axilas: qué son, para qué […]
esBelleza.com

Si te preguntamos por cuál sería la única parte del cuerpo en la cual nunca te pondrías unas mascarilla, seguro que la mayoría de nosotros pensaría que las axilas. Sin embargo, resulta que también hay mascarillas para esta zona. ¿Para qué? Te contamos todo acerca de las Mascarillas para las axilas: qué son, para qué sirven y cómo se utilizan.

Qué son las mascarillas para las axilas

como-utilizar-mascarillas-para-las-axilas-istock2

Es normal que apenas hayas escuchado hablar de ellas porque lo cierto es que se trata de un producto muy novedoso. Pero estamos seguros de que pronto se pondrá muy de moda. Porque si lo piensas, en verdad la mascarilla para las axilas es un tratamiento muy útil pues no solo se trata de embellecer, sino sobre todo de desintoxicar. Y a esta parte de nuestra anatomía le viene muy bien echar impurezas fuera porque así se eliminan los malos olores.

La mascarilla para las axilas han nacido de la mano de una marca alemana de cosméticos especializada en desodorantes naturales y sin aluminio ni otras sustancias que son perjudiciales para la salud.

Se trata de un producto totalmente natural que está elaborado con aloe vera y arcilla. Esta mascarilla limpia y desintoxica las axilas. Y te preguntarás, ¿de qué las desintoxica? Pues muy fácil, las desintoxica de todos los tóxicos y químicos que le hemos dado a lo largo de años mientras usamos desodorantes químicos y toda clase de productos anti transpirable que han hecho que las axilas acumulen suciedad.

como-utilizar-mascarillas-para-las-axilas-istock3

No dejes de leer:

Para qué sirven las mascarillas para las axilas: beneficios

Se ha ido demostrando que el uso de sustancias como el aluminio es malo para la salud. Los desodorantes y otros productos de higiene personal emplean aluminio. Por eso, nunca está de más llevar a cabo una cura o limpieza de nuestras axilas. Sería igual que los fumadores que una o dos veces al año realizan una cura de su vicio para limpiar sus pulmones y todo su organismo de la toxicidad del tabaco. Esto mismo sucede con las axilas y el uso de desodorantes y, en esto nos benefician las mascarillas para las axilas, pues se encargan de limpiar todo eso. Al estar limpias, nuestras axilas no solo están más sanas, sino además, también asimilan mejor el desodorante.

Además, puesto que los poros de las axilas quedan limpios, el sudor será menor y, sobre todo, no habrá mal olor cuando se sude. Hay momentos en los cuales agradecerás especialmente haberte hecho una de estas curas detox para reducir el sudor o, al menos, el mal olor de este, en especial cuando te encuentres pasando por determinados procesos hormonales, o viviendo situaciones de estrés o simplemente en los días calurosos.

Aplicarte una mascarilla para las axilas hará, sencillamente, que huelas mejor. ¿Te parece poco? Es un motivo de peso para utilizarla, ¿no crees?.

Cómo se utilizan las mascarillas para las axilas

como-utilizar-mascarillas-para-las-axilas-istock4

Muchas personas se están dando cuenta de que llevan años maltratando a sus axilas y, no solo a estas, sino a su salud en general al usar desodorantes que contienen químicos que son perjudiciales. Por eso, cada vez más, se tiende al uso de desodorantes naturales. Esta es una buena decisión, sin duda. Pero nuestras axilas van a continuar conteniendo desechos que han ido acumulando ya que los desodorantes químicos obstruyen los poros. Conviene limpiarlos antes de pasar al nuevo desodorante para empezar con las axilas libres de toxinas. Aquí es donde entra en juego la mascarilla para las axilas.

Lee este post acerca de la depilación en las axilas:

En estos casos, la mascarilla hay que aplicarla un par de días antes de iniciarse en el uso del desodorante natural. Así dará tiempo al cuerpo de depurarse.

La mascarilla para axilas es muy fácil de usar. Tan solo tienes que aplicarla después de darte una ducha y una vez que te hayas secado bien. Con una pequeña cantidad de producto será suficiente y la dejas secar durante unos 10 a 15 minutos. Tras ese tiempo, la retiras con agua. ¿Has visto qué fácil?

Las mejores mascarillas para las axilas

Ya que sabemos lo beneficiosas que son las mascarillas para axilas y cómo se utilizan, es momento de iniciarnos en su uso. Para ello, necesitamos adquirir la mejor de las mascarillas porque, obviamente, como en todo cosmético, también aquí hay diferentes marcas. Como seguramente andas perdida en estos temas, no te preocupes, te ayudamos a escoger.

Mascarilla para axilas Girl Smells, de Laconicum

La verdad es que encontrar mascarillas para axilas no es fácil, pues se trata de un producto demasiado novedoso y pocas firmas se han lanzado a su producción. Por eso, nos quedamos con Girl Smells, de Laconium, la marca que le dio vida  a este producto y que nos ha permitido enamorarnos de él, porque deja la piel suave y, sobre todo, limpia. El desodorante ahora huele mejor y su aroma dura más tiempo, evitando así que tengas malos olores en el momento más inesperado.

Si sufres de estrés y este te hace sudar, o si eres deportista y sales habitualmente a practicar alguna actividad o ejercicio físico. O si tan solo sufres especialmente las altas temperaturas del caluroso verano, podemos hacernos una idea de los quebraderos de cabeza que te dará estar pendiente de si tú o tu ropa huelen a sudor. Pues esto se puede acabar al usar la mascarilla para axilas, porque al estar las axilas libres de bacterias, la sudoración es menor y, desde luego, aunque sudes, el olor corporal es mucho más liviano. Así que este producto se convierte en un imprescindible.

Advertisement

Mascarilla de arcilla de bentonita

como-utilizar-mascarillas-para-las-axilas-istock5

En este caso es una mascarilla propuesta por una bloguera que quiso romper con ese mito de que las axilas tenían que estar depiladas y punto. Por supuesto, unas axilas depiladas están bastante bien pero, ¿qué hay de sus cuidados? Cuando pasamos la cuchilla o la cera, nuestra piel sufre irritaciones y heridas así que se trata de una zona a la que también hay que mimar. Y así, con una mascarilla a base de arcilla de bentonita y agua filtrada es que podemos calmar la piel, limpiarla y eliminar toda clase de impureza para que las axilas queden limpias y desinfectadas. Adiós heridas y también adiós olores. Aplicando un par de veces por semana, y exfoliando con una piedra pómez tus axilas, estas se verán también más saludables y bonitas.

Más sobre el tema:

Mascarilla de azúcar aceite de oliva

En este caso se trata también de un remedio casero, que se emplea para blanquear las axilas. Simplemente se trata de frotar la piel de las axilas con esta mezcla. Hazlo cuando te depiles y notarás la diferencia. Sin embargo, no te des muy fuerte, por si te produce irritación.

Mascarilla de arcilla roja y vinagre de manzana

Otra mascarilla para axilas con efecto blanqueante igual que la anterior. Se aplica sobre las axilas con movimientos circulares y se deja actuar unos 10 minutos. Luego se limpia con agua fresca.

Con estas mascarillas para axilas, podrás llevar cualquier prenda y no tener miedo de lucir tirantes o ropa sin mangas, porque tus axilas estarán atractivas y olerás bien.

Advertisement

Te puede interesar:

Galería de imágenes Mascarillas para las axilas: qué son, para qué sirven y cómo se utilizan

esBelleza.com

También te puede interesar