Consejos de un dentista para lucir una sonrisa perfecta

Lucir una sonrisa preciosa siempre es posible, pues no se trata de que tengas todos los dientes simétricos y perfectos, si no de que puedas lucir una boca sana y una sonrisa genuina. Dicho esto, te compartimos los consejos de un dentista para lucir una sonrisa perfecta. Como ya sabéis, dentistas no somos pero sí […]

Lucir una sonrisa preciosa siempre es posible, pues no se trata de que tengas todos los dientes simétricos y perfectos, si no de que puedas lucir una boca sana y una sonrisa genuina. Dicho esto, te compartimos los consejos de un dentista para lucir una sonrisa perfecta.

Como ya sabéis, dentistas no somos pero sí que hemos contado con las recomendaciones que hace en su blog Pablo Rodas, profesional que atiende en su clínica dental en Granada. Todos estos datos pueden resultarte tremendamente útiles para cuidar tu boca, sentirte bien contigo misma y lucir una sonrisa de infarto.

Una buena alimentación favorece tu salud dental

¿Sabías que comer entre horas puede dañar la salud de tu boca? Es curioso, porque es un dato que no resulta muy conocido, pero entre las comidas, comienza a producirse la salivación que neutraliza los ácidos y favorece la a remineralización de las piezas dentales. Si se come entre horas, o si bebes refrescos con azúcar, comienza un proceso de desmineralización que puede dañaros.

Algunos alimentos beneficiosos para tu boca por su alto contenido en calcio, o vitamina C o por favorecer el aumento de la salivación son: Yogur natural, queso, fresas, kiwis y melocotones, manzanas y peras. Sin embargo, otros alimentos perjudiciales son: patatas chips, aperitivos, pasteles, frutos secos caramelizados, refrescos y zumos de cítricos (estos últimos se recomiendan beber con pajita para no dañar el esmalte).

Para evitar y prevenir cualquier daño, si no puedes lavarte los dientes después de las comidas o entre comidas, puedes enjuagarte la boca con agua para eliminar cualquier resto de comida. Otra opción es masticar un chicle sin azúcar.

Tres consejos de higiene básica

Aunque lo llamemos de higiene básica no quiere decir que todo el mundo lo lleve a cabo, a veces por la dificultad del entorno, por la pereza o los olvidos, la ignorancia, etc. Dicho esto, es fundamental lavarse los dientes tres veces al día haciendo movimientos suaves y cepillando tanto el interior como el exterior de la cara del diente, utilizar hilo dental para limpiar las zonas entre dientes y se recomienda el uso de un dentífrico con flúor.

Dos datos más en cuestiones de higiene básica ¿sabías que se recomienda cambiar el cepillo de dientes si has pasado una gripe? El cepillo de dientes hay que cambiarlo cada tres meses pero si te has puesto enfermo, también se recomienda cambiarlo.

Si eres de utilizar blanqueador dental de forma constante, recomiendan limitar su uso para que el esmalte del diente no se dañe.

¿Cepillo eléctrico o manual?

Indistintamente. Ambos son estupendos para mantener una buena higiene dental si se saben utilizar correctamente. Uno de los puntos más importantes es que el cepillado debe de durar al menos dos minutos.

Pablo Rodas señala en su blog que el cepillo eléctrico es un plus puesto que la velocidad del giro del cabezal mejora la limpieza dental en menos tiempo que el manual, se elimina más fácilmente la flora bacteriana y disminuye la placa bacteriana.

Limpieza dental

Se recomienda hacer una limpieza dental cada año y es importante que sepas que hay diferentes tipos de limpieza, por lo que suelen hacer una revisión primero y después te indican cuál es la más adecuada para tu boca. Es interesante este tipo de limpieza pues te ayuda a eliminar eficazmente la placa bacteriana, se previene el mal aliento, tus dientes se verán más sanos y al hacerte una revisión te verán cualquier problema o afección que pueda haber, lo que facilita que no tengas que perder piezas ni sufrir dolores físicos.

Evita fumar

Si quieres una boca sana, olvídate de fumar. Os cito algunos de los puntos que destacan en la Clínica Dental Cervantes de Granada:

  • Hasta se triplican las enfermedades en las encías, como la periodontitis.
  • Disminuye el oxígeno y la sangre de las encías.
  • Se pierden los sentidos del gusto y el olfato.
  • Se produce un aumento de las bacterias patógenas de la boca y disminuyen las defensas para luchar contra cualquier infección bucodental.
  • El tabaco también está asociado al cáncer oral.

También te puede interesar