Escrito por

Consejos para cuidar el cabello teñido

En anteriores artículos ya os adelantamos cuáles son las tendencias en colores de cabellos para este año 2019, en esta ocasión nos vamos a centrar en los consejos para poder cuidarlo y mantener no sólo el color durante más tiempo, si no un pelo más sano.

Cortes de pelo con flequillo con pelo corto

A pesar de que a veces puede parecer muy moderno el cambiar el color del cabello, la realidad es que es algo que se ha llevado a cabo desde la antigüedad. La henna, un producto tan demandado actualmente, ya era utilizada por los griegos para oscurecer el cabello; en el caso de los romanos, utilizaban extractos de plantas o cenizas de madera para cambiar su color; más tarde, durante el Renacimiento, en Venecia comenzó a decolorar el cabello a través de combinar sosa y rayos de sol; y, finalmente, en 1840 se comenzaron a utilizar tintes sintéticos para las pieles, lo que derivó que en 1907 se creara el primer tinte específico para el cabello, de mano del fundador de L’Oréal, Eugene Schüeller, los cuales fueron mejorándose poco a poco hasta obtener la gran variedad con la que se cuenta hoy día.

Consejos para cuidar el cabello teñido

Una de las primeras recomendaciones a tener en cuenta es hacer una prueba con el tinte que hayáis escogido, si es la primera vez que lo usáis, para comprobar que no os produce ningún tipo de reacción alérgica. Una vez que lo sepas, lee siempre los ingredientes que forman parte de cada tinte para evitar daños.

En el momento en el que ya conozcas qué tipo de producto puedes utilizar, es el momento de seleccionar el tipo de tinte que queréis para vuestro cabello, ya sea por su duración (permanente, semipermanente o temporal) o por las sustancias colorantes que se utilicen en su elaboración (naturales, sintéticos o minerales).

Cualquier tipo de tinte suele dañar el cabello pero, dependiendo del mismo, veréis que lo daña más o menos. Los daños suelen verse como un cabello de grosor más fino, que se reseca con facilidad y a simple vista puede parecer como un cabello quemado. Por supuesto, también es importante tener presente que decolorar el cabello suele dañar más que teñirlo, ya que la decoloración implica productos más agresivos.

Para paliar los daños será importante escoger un tinte lo más natural posible y, a su vez, aplicar productos que lo hidraten y lo protejan. Podéis optar por mascarillas y champús específicos, preferiblemente cosmética sin sulfatos, o también podéis utilizar aceites vegetales naturales para mantenerlo lo más cuidado posible.

Una vez que os tiñáis el cabello es importante que apliquéis una buena mascarilla capilar para que hidrate el pelo.

Por otra parte, será fundamental que tengas en cuenta que va a ser importante que sanees tu cabello de vez en cuando, por lo que cortar el pelo va a ser clave (aunque sean las puntas) para que luzca bien.

Para mejorar el cuidado de tu cabello también os recomendamos reducir el uso del secador y de la plancha de pelo, de todos los aspectos que impliquen aplicar un calor excesivo pues va a resecar el pelo con mayor intensidad, se quede sin brillo y al final quede encrespado.

A su vez, no olvidéis la importancia de peinar vuestro cabello todos los días y, además, se recomienda que utilicéis un cepillo de cerdas naturales. Muchos profesionales afirman que este tipo de cepillo son los mejores para conseguir que no se rompa el pelo.

Tened en cuenta siempre las recomendaciones de vuestro estilista o peluquero, pues puede ser la clave para escoger el mejor tipo de tinte, color y cuidados específicos para lucir y tener un cabello sano.