Consejos para cuidar el pelo graso en verano

El verano es, casi para todos, el peor momento capilar del año. Cambiamos de residencia, sometemos el pelo a cloro, a sal, a sudoración mucho mayor, a más sol, a cambios de alimentación… Nosotros lo llamamos vacaciones, nuestro cabello quizás lo llamaría de otra manera. Si tienes el cabello graso, queremos darte 5 consejos para sacarle el máximo partido al verano con un pelo saludable.

Cabellos grasos en verano, consejos

Lo cierto es que quienes tenemos el cabello graso, no somos los que peor llegamos al final de verano. Los cabellos muy secos lo pasan peor que nosotros según la actividad.

Para evitar un exceso de grasa notorio, trata de no exponerte a situaciones de excesivo calor que provoquen sudor, un exceso de sudor va a engrasar mucho más rápido el cuero cabelludo y nos va a durar menos limpio. Si no lo podemos evitar porque en vez de olas de calor vivimos en un continuo tsunami, podemos hacer uso de un champú en seco para refrescar el cabello. La marca más conocida a nivel mundial es Batiste y te recomendamos para dar más cuerpo, Batiste Heavenly Volume. Puedes elegir diferentes fragancias y dar a tu pelo más sensación de limpio en las raíces grasas sin necesidad de lavarlo tan a menudo.

El mar como regulador de la cantidad de grasa

Con un pelo graso podemos permitirnos que el agua del mar realice una disminución de la grasa en la raíz. Las fibras capilares quedarán más secas, pero será un buen momento para tratar de disminuir el punto más importante a la hora de gestionar la grasa:

Trata de no lavar el pelo en exceso con champús húmedos

Recuerda que la generación de grasa se produce no solo por una situación hormonal o corporal habitual. A menudo, creamos un círculo vicioso lavando el pelo con champús muy agresivos de manera muy frecuente y, provocando así, que el cuero cabelludo se dedique a generar más grasa como barrera protectora a esa agresión. El verano y las vacaciones pueden ser tu aliado para salir de ese círculo y aumentar un día entre lavados. Si puedes ir con el pelo sin lavar algún día más, hazlo o utiliza otro tipo de opciones como hemos comentado antes. Lo importante es que se espacien los lavados cuando los estás realizando a diario sin una situación de actividad física que lo requiere.

Cloro de piscinas en los cabellos grasos

Ya sabrás que al salir de la piscina el cloro, al contrario de lo que nos podría parecer, no ha limpiado para nada nuestro cabello. Muy al contrario. Los cabellos grasos nos encontramos con el pelo más sucio solo por habernos dado un baño. Aun así, es importante no lavar el pelo en la mañana y en la tarde del mismo día de piscina. Eso sí, nada más salir del agua, debemos pasar por la ducha para eliminar el cloro de nuestro cabello utilizando solamente agua, antes de que se seque.

Raíces grasas y tintes en verano

Esta es la combinación más difícil de tratar cuando llega el verano. El sol, el mar, el cloro y la sequedad, van a maltratar nuestros tintes, completos o de mechas, mientras que nuestras raíces se van a engrasar muy rápidamente. Debes combinar tratar el exceso de grasa, con una hidratación mayor de medios a puntas.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar