Depilación laser y tatuajes: Todo lo que debes saber

Si tienes un tatuaje y quieres hacerte la depilación láser, o si te estás haciendo la depilación láser y quieres hacerte un tatuaje, me imagino que estarás llena de preguntas, así que vamos a responderte a todas ellas.

Jernej Graj- unsplash

Lo primero que has de tener claro es que el tatuaje es un grabado que se hace sobre la piel y éste toma forma gracias a sustancias colorantes o pigmentos bajo la epidermis. Por ello también se suele describir los tatuajes como una erosión que se realiza sobre la pie.

Lo segundo es que no solo puedes hacerte la depilación láser en un centro, si no que tienes diferentes modelos de depiladora láser casera (depiladora de luz pulsada) a tu disposición, lo que te va a permitir manejar mejor tus tiempos y programación necesaria para hacer una buena depilación sin dañar tu tatuaje.

¿Es mejor hacerse antes la depilación o el tatuaje?

En el mundo ideal, si puedes elegir entre una y otra, es preferible que primero hagas todo el proceso de depilación láser y después el tatuaje. ¿Por qué? Porque de esta manera ya te aseguras de que no va a crecer vello en la zona en la que quieres tatuarte y ya puedes olvidarte de todo lo demás.

¿Es posible hacer la depilación láser en una zona con tatuajes?

Lamentablemente no. Los profesionales señalan que la depilación láser no se puede hacer sobre una zona que ha sido tatuada. Como antes os indicábamos, un tatuaje es un pigmento oscuro que el láser identifica con algo con los folículos pilosos que debe eliminar de forma duradera. Entonces, el calor del láser dañará la zona del tatuaje, la quemará y absorberá la tinta de manera que puede distorsionarse el tatuaje, se puede decolorar y que no sea lo que te habías hecho en un principio.

Tengo un tatuaje ¿puedo hacerme el láser en otras partes del cuerpo?

En este caso sí, incluida la zona próxima al área del tatuaje. Lo único que tienes que hacer es cubrir muy bien la zona del tatuaje para que el láser no lo detecte. Eso sí, como ya te imaginarás esto no evitará que el vello deje de crecer en la zona del tatuaje.

Una opción para depilarte la zona del tatuaje es el uso de la cuchilla. Es más, se suele recomendar que entre las sesiones de láser una se afeite la zona para que el cabello salga más fuerte y sea más fácil de eliminar por el láser.

¿Se puede hacer un tatuaje tras la depilación?

En efecto, sí se puede tatuar una zona que ha sido depilada con láser con anterioridad. Lo único que has de tener en cuenta es que ha de pasar un tiempo mínimo de dos meses tras la finalización del tratamiento. Con este plazo de tiempo te aseguras de que la piel se ha recuperado correctamente, vuelve a estar hidratada, menos sensible y también puedes ver si ha dejado de crecer vello o necesitas alguna sesión extra.

¿Qué cuidados necesita la zona del tatuaje tras el láser?

Al igual que el resto de tu cuerpo, tras cada sesión de láser que te des es importante hidratar mucho la piel. Utiliza hidratantes naturales, como pueden ser aceites vegetales 100% ecológicos, puedes utilizar alguna crema de aloe vera natural o un hidrante a tu elección que también la revitalice.

No puedes exponer dicha parte del cuerpo al sol hasta que tu piel se haya recuperado. Si no puedes padecer manchas en la piel, irritaciones, quemaduras… Es preferible que esperes unos 15 días antes de exponerte al sol.

Lo mismo sucede con bañarse en el mar, es preferible esperar para no dañar la piel ya que la hemos expuesto directamente al láser.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar