¿Cómo desmaquillarte los ojos correctamente?

Cuando fantaseamos con tener una mirada radiante y luminosa lo primero que se nos viene a la cabeza son cientos de tratamientos y productos, como cremas, iluminadores, geles, etc. Sin embargo en ningún momento pensamos en que lo principal y lo más importante es cuidar y mantener limpia la zona del contorno de los ojos. […]
esBelleza.com

Cuando fantaseamos con tener una mirada radiante y luminosa lo primero que se nos viene a la cabeza son cientos de tratamientos y productos, como cremas, iluminadores, geles, etc.

Sin embargo en ningún momento pensamos en que lo principal y lo más importante es cuidar y mantener limpia la zona del contorno de los ojos.

Desmaquillar bien ésta zona es imprescindible para conseguir los ojos que siempre hemos deseado, ya que de nada sirve poner cientos de productos si no tiene una buena limpieza para que la piel pueda transpirar y regenerarse.

En este artículo vamos a ver como usar de forma correcta un desmaquillante de ojos, además de ver la importancia que tiene mantener esta zona de la cara impoluta.

Pero antes de empezar me gustaría dejaros por aquí un artículo donde encontraréis a los mejores desmaquillantes de ojos del mercado: 5 mejores desmaquillantes de ojos.

Desmaquillar los ojos de forma correcta

Contorno de ojos

El contorno de los ojos supone la zona curva que va desde el lagrimal hasta el rabillo y sube hasta el final del párpado fijo.

Es la zona del rostro más sensible de todas, por lo tanto es la que necesita más atención y cuidados. Siempre que vamos a añadir un nuevo producto a nuestra rutina, es muy importante que os informéis bien sobre si es adecuado para ponerlo en esta zona, ya que la mayoría de ellos no lo son y se recomienda siempre usar cosméticos específicos.

Se trata además de la zona más fina de todo el rostro, esto se debe a que no cuenta con glándulas sebáceas y por lo tanto es una de las zonas con más falta de hidratación y elasticidad, lo que hace que sea la primera en arrugarse.

De hecho, cuando alguien nos dice «¿cuántos años crees que tengo?», instintivamente siempre nos fijamos principalmente en sus ojos, las arruguitas y el aspecto en general de estos.

Por todas estas razones, se trata de una piel que necesita una atención especial y un cuidado específico, y es por este motivo por lo que vamos a hablar sobre los desmaquillantes de ojos y como se usan de forma adecuada.

Maquillar nuestros ojos

Hoy en día estamos tan acostumbrados a salir a la calle con el rostro completamente maquillado o a veces solamente algunas zonas, pero nunca salimos sin nada en el rostro.

Hace ya cientos de años esto también pasaba, no es algo nuevo, el maquillaje lleva muchos años a nuestro lado, las mujeres y hombres hace cientos de años pintaban sobre todo sus ojos con colores muy vivos.

El motivo por el que lo hacía era exactamente por el mismo que lo hacemos nosotros hoy, por el deseo de verse bien y causar buena impresión, es decir, sentirnos atractivos y guapos.

Curiosamente los ojos son la zona del rostro que más solemos maquillar, porque como bien sabéis ya es lo que causa más impresión en nuestro rostro, los ojos lo dicen todo, y nadie quiere que simbolicen descuido, tristeza o falta de luz.

A la hora de desmaquillar podemos encontrar cientos de productos, ya que hay muchos formatos de desmaquillantes, y además cabe la posibilidad de comprarlo o hacerlo en casa (más abajo veremos más información sobre esto), en cuanto a comprarlo podemos encontrar muchos, desde supermercados como Mercadona: Desmaquillante de ojo Mercadona, hasta tiendas especializadas en cuidado facial.

Pasos para mantener nuestros ojos radiantes

Como ya sabéis esta zona es la más delicada del rostro y por lo tanto debemos cuidarla con más empeño que el resto, por lo tanto vamos a ver los pasos que debemos seguir para que nuestros ojos siempre se vean maravillosos y nunca sintamos que tenemos una mirada débil o apagada.

  • Ofrecer la hidratación que necesita

Debido a la falta de glándulas sebáceas esta zona casi siempre sufre de deshidratación, causando seguidamente falta de elasticidad y por lo tanto arrugas a edades muy tempranas.

Por lo tanto es muy importante que empecemos cuanto antes a ofrecerle hidratación a esta zona, podemos usar productos naturales como el pepino, aceite de rosas o manteca de karité o por el contrario cremas especiales para esta zona del rostro.

  • Masajear nuestro contorno de ojos

Un masaje en la zona de al rededor de nuestros ojos, puede ayudar mucho a que estos se vean mejor, ya que estimulan la circulación y ayudan a prevenir o reducir las bolsas, ojeras y arrugas.

Para hacerlo solo debemos humedecer nuestros dedos con crema o aceite y empezamos a hacer un masaje con la yema de nuestros dedos, debemos hacer presión durante unos minutos en esta zona mientras vamos arrastrando los dedos y se aconseja que lo realicemos cada noche, para además relajarnos nosotros mismo.

  • Descansar bien 

Seguro que lo habéis escuchado muchas veces, sobre todo la frase de «esas ojeras son de no dormir bien», pues es totalmente cierto, el poco descanso se refleja en nuestro rostro y sobre todo en los ojos.

Por lo que se aconseja que además de otros factores, debemos dormir bien, al menos las 8 horas recomendadas, ya que si no, nada de lo demás servirá para conseguir el objetivo deseado.

  • Comer saludable

Ya sabéis que comer sano es primordial para cualquier situación o circunstancia que queramos mejorar, ya sea para nivel físico como mental.

En los ojos se nota muy bien si la dieta que llevamos es sana o si por el contrario comemos comida basura, ya que es la zona del cuerpo más expresiva y por lo tanto donde más se notan las carencias de vitaminas u otros factores.

Nuestros platos deben estar llenos de vegetales, y además debemos consumir al menos 5 piezas de fruta al día, de esta manera nuestra piel se sentirá mucho mejor y se podrá notar en nuestros ojos.

  • Usar protector solar diariamente

Los rayos del sol están en top de factores que más dañan a la piel y además es problema está en que dichos daños no lo notamos al instante, si no que aparecen con el tiempo, provocando manchas, arrugas, falta de elasticidad y falta de luz, además de la posibilidad de problemas más graves.

Por lo tanto se aconseja usar protector solar siempre que vayamos a salir a la calle, debemos ponerlo en todo el cuerpo, pero muchas veces se nos olvida incidir en esta zona, siendo muy importante que esté protegida, por lo que debemos prestar especial atención y nunca olvidarnos de proteger el contorno de los ojos de los rayos solares.

  • Desmaquillar diariamente de manera correcta

Este es el punto que más nos interesa en este artículo, ya que lo vamos a dedicar al hecho de desmaquillar de forma correcta el contorno de nuestros ojos.

Irnos a la cama con el maquillaje en el rostro y nuestros ojos pintados es un grave error, es verdad que en muchas ocasiones la pereza o el cansancio se apodera de nosotros y caemos rendidos en la cama sin tener fuerzas para ponernos a desmaquillar el rostro, pero debemos pensar que es un grave error no hacerlo.

Dormir con los ojos maquillados es el principal factor del oscurecimiento de esta zona, dando lugar a las temidas ojeras, además de taponar la piel y no dejar que esta transpire de forma adecuada, originando las primeras arrugas incluso a edades tempranas.

El desmaquillante debe ser el más adecuado para nuestra piel, ya que de otra manera los resultados no serán los esperados.

Por lo tanto, la pereza o el cansancio no pueden impedir que cada noche desmaquillemos bien nuestro rostro y sobre todo los ojos, ya que si lo hacemos bien, siempre podremos lucir una mirada joven, limpia y llena de luz.

Estos son los pasos que hay que seguir cada día para que la piel de nuestros ojos siempre esté resplandeciente y nunca suframos de ojeras, bolsas, arrugas o falta de hidratación.

Cuidar el contorno de los ojos

¿Deben tener todas las pieles los mismos cuidados?

Siempre que nos ponemos a hablar sobre cuidar la piel, surgen las dudas de si todas deben tener los mismos cuidados, ya que como sabemos no todas son iguales y lo que para algunas personas es muy bueno no tiene porque serlo para otras.

Por todas estas dudas, me gustaría hablaros sobre los diferentes tipos de pieles que hay y ver que necesidades tienen cada una de ellas.

La base principal para empezar a cuidar cualquier zona de vuestro rostro es saber con claridad cual es vuestro tipo de piel, ya que de esta forma tendremos claro cuales son los productos más aconsejados y cuales menos.

Por este motivo, si todavía no tenéis claro cual es vuestro tipo de piel, es hora de averiguarlo y para ello os aconsejo que cuando tengáis un momento tranquilo, os sentéis a analizar detenidamente vuestra piel, os aseguro que es más fácil de lo que parece y que no os llevará mucho tiempo dar con la vuestra.

Vamos a ver las principales características de cada una de ellas:

Piel grasa

La dermis grasa es muy fácil de identificar, ya que es una de las más características y conocidas por sus temidas imperfecciones, podemos identificarla cuando vemos poros dilatados, exceso de brillo, piel gruesa y untuosa, puntos negros, espinillas, acné, exceso de sebo, etc.

Piel seca

La piel seca al igual que la anterior también es muy fácil de identificar, pero justo por tener las imperfecciones opuestas. Lo que la hace diferenciar de las demás son las descamaciones, aspecto áspero, manchas, textura tirante,, picor, falta de hidratación y falta de luminosidad.

Piel mixta

La piel mixta sin embargo es una de las más difíciles de identificar, ya que cuenta con las características de las dos anteriores, esta dermis podemos dividirla en zonas, normalmente se divide en dos, siendo estas la famosa zona T que consta la frente, nariz y barbilla donde podemos observar las características propias de la piel grasa y el resto del rostro donde vemos claramente las peculiaridades de la piel seca. Es la piel más común de todas entre las personas.

Piel sensible

Es piel es sin duda la más difícil de tratar, ya que hay que tener mucho cuidado a la hora de elegir los cosméticos y estar muy pendientes de si son los más adecuados para ella o si por el contrario van a causar irritaciones, intolerancias, rojeces, picores, alergias o incluso problemas mayores. Se recomienda siempre probar los productos en una zona que no sea el rostro, como por ejemplo en la muñeca y así asegurar bien que el cosmético es apto para la dermis.

Piel normal

La piel normal es aquella que todo el mundo quiere tener, por su ausencia de imperfecciones y su estado tan sano, podemos identificarla principalmente por su gran equilibrio y estabilidad, por su aspecto rosado y textura jugosa y sobre todo por su suavidad y ausencia de imperfecciones. El problema de esta piel es que las personas al no ver ningún indicio de mal estado, se confían en que no necesitan cuidados y caen en el grave error de no hacerlo. La consecuencia de eso es un cambio de piel a cualquiera de los otros tipos anteriores.

La piel cambia si no la cuidamos, hoy podemos tenerla normal que a la larga podemos tenerla mixta, por este motivo es tan importante cuidar siempre a la piel tal y como se merece.

Ahora que ya hemos visto todas las peculiaridades de cada tipo de piel, estoy segura que es mucho más fácil identificar la vuestra, recordad que conocer vuestra dermis es crucial para poder seguir con los cuidados faciales.

Las importancia de mantener limpias las pestañas

Las pestañas son la parte del ojo que más tendemos a maquillar, nadie sale a la calle con los ojos maquillados y sin aplicar máscara de pestañas, ya que es cierto que realzan los vellos y le dan una consistencia más bonita.

El problema está cuando no sabemos cuidarlas bien y retirar de forma satisfactoria todo esa máscara de pestañas.

La función de las pestañas es fundamental para nuestros ojos, ya que son las encargadas de proteger al ojo de las partículas exteriores, están especialmente colocadas para no permitir que ningún objeto entre en el ojo y lo dañe, por lo que son las principales encargadas de mantener al ojo sano.

Por esto debemos cuidarlas enormemente, ya que sin ellas, el ojo quedaría completamente desprotegido y por lo tanto sufriría problemas graves.

Siempre que maquillamos nuestras pestañas, no debemos olvidar que luego hay que desmaquillarlas adecuadamente para que éstas siempre estén en buen estado y no se debiliten, ya que si no las cuidamos, se debilitan y se caen.

Antes de terminar con nuestras queridas pestañas, os voy a dejar por aquí un artículo que os servirá de gran ayuda en cuanto al cuidado de vuestras pestañas y sobre todo al hecho de desmaquillar: ¿Cómo desmaquillar las pestañas?

El cuidado de las pestañas

Pasos para desmaquillar los ojos de forma correcta

Ahora que ya hemos visto todo lo necesario para comprender la importancia que tiene saber desmaquillar nuestros ojos de la manera más adecuada posible, vamos a ver los pasos para hacerlo.

Son pasos muy sencillos y seguro que os resultan muy conocidos, pero aún así normalmente tenemos algunos fallitos que son los responsables de no hacerlo bien del todo y por lo tanto del sufrimiento de nuestra piel y ojos. ¡Así que vamos a ponernos manos a la obra con los pasos específicos para hacerlo de forma correcta!

  • Lo primero que tenemos que hacer, antes de tocar nada es lavarnos las manos, para que la suciedad que se encuentre en éstas no perjudique o contamine los productos que vamos a usar.
  • Lo segundo es elegir el producto ideal para nuestro tipo de piel (como veis es muy importante tenerlo claro), y además asegurarnos de que el que elijamos no sea perjudicial para nuestros ojos si por casualidad entrase en ellos un poco de cantidad.
  • Para desmaquillar se recomienda usar discos del algodón, pero con la condición de que siempre sean diferentes en cada ojo, es decir, que no usemos un disco para los dos ojos, ya que si hubiese algún problema en uno de ellos estaríamos pasándolo al otro. También se recomienda si hay mucho maquillaje usar más de un algodón por cada ojo, para no arrastrar la suciedad.
  • Antes de empapar el algodón en el desmaquillante que hemos elegido, se aconseja humedecer este un poco, para que así retire mejor el maquillaje, además también es aconsejable humedecer un poco es rostro (sobre todo el área de los ojos, si es lo que estamos tratando), para que se vaya ablandando toda la pintura.
  • Una vez que ya tengamos el disco de algodón preparado, debemos hacer movimientos muy suaves y tranquilos, además de hacerlo siempre en el sentido de los vellos de las pestañas, por ejemplo, en el parpado superior de arriba hacia abajo y en el parpado inferior de abajo hacia arriba. Así estaremos siendo completamente respetuosos con nuestra piel y no causaremos ningún daño en ella.
  • En cuanto a las pestañas, es muy importante que desmaquillemos esta zona con especial cuidado, ya que son vellos muy finos y fáciles de arrancar, por lo que no debemos hacer movimientos bruscos en ellas, a pesar de que la máscara de pestañas es muy resistente y difícil de retirar, debemos tener paciencia y hacerlo con movimientos muy suaves.
  • Una vez que hemos terminado, es muy importante que nos fijemos detenidamente en que no haya quedado ningún resto en nuestros ojos, sobre todo en aquellas zonas más difíciles de llegar, si veis que os queda un poco de maquillaje en zonas complicadas podéis ayudaros de un bastoncillo de oídos empapado en desmaquillante.

Si tenéis maquillaje waterproof o resistente al agua es más difícil que podáis retirarlo todo a la primera, pero os preocupéis que no es imposible de quitar, tan solo tenéis que repetir todos estos pasos hasta que finalmente vuestros ojos queden impolutos y listos para irse a descansar.

En cuanto al maquillaje resistente al agua, es aconsejable que sepáis algunos puntos sobre como retirarlo de forma más satisfactoria y rápida, ya que estos se adhieren más a la piel y son mucho más difíciles de retirar, para ello me gustaría dejaros por aquí un artículo al que podéis recurrir si os encontráis en la situación de maquillaros con maquillaje waterproof: ¿Cómo quitar el maquillaje waterproof?

Como veis estos son los pasos que debemos seguir cada día para mantener la salud de nuestros ojos, aunque parezcan muchos, es porque os lo he explicado de forma muy detallada para que nos os surjan dudas, pero realmente son pasos muy sencillos y rápidos de hacer.

¿Podemos hacer un desmaquillante de ojos casero?

Esta pregunta es sin duda una de las más escuchadas en el mundo de la cosmética, ya que cada día son más las personas que se animan a hacer sus propios productos en casa, así que voy a responderos a ella.

La respuesta es , por supuesto que podéis hacer un desmaquillante de ojos en casa, ya que no tiene ninguna complicación ni peligro, es más es muy sencillo y rápido de hacer, además de que no nos costará mucho dinero, ya que los ingredientes que vamos a usar serán tan conocidos y comunes que seguramente los tengamos por casa.

Hay muchas personas que no se animan a hacer cosmética en casa, por el simple hecho de pensar que dará peores resultados que la cosmética industrial. Es un error pensar eso, ya que en ningún caso tiene porque dar peores resultados un desmaquillante casero que uno industrial, incluso podría ser al contrario.

Cuando hacemos un producto en casa, siempre usamos ingredientes naturales, ya que lo que buscamos es un cosmético que sea completamente saludable y apto con nuestra piel, por lo tanto es muy importante que sepáis que los ingrediente naturales trabajan mucho mejor en nuestra piel, debido al hecho de que se encuentran en sintonía con nuestro propia naturaleza y por lo tanto los resultados será más satisfactorios.

Para terminar y si os interesa hacer un desmaquillante casero, os dejo por aquí este artículo donde encontraréis todo lo necesario ¡para poneros manos a la obra cuanto antes!: ¿Cómo hacer un desmaquillante de ojos casero?

Desmaquillante de ojos casero

También te puede interesar