Estas son las consecuencias de utilizar la plancha del pelo a menudo

La plancha del pelo se ha convertido en una herramienta imprescindible para muchísimas mujeres, que tienden a usarla a diario con el fin de conseguir un estilo de peinado en prácticamente perfectas condiciones, incluso para crear una increíble variedad de peinados. Por ejemplo, son usados para alisar el cabello, para darle movimiento, para crear bucles... pero […]

La plancha del pelo se ha convertido en una herramienta imprescindible para muchísimas mujeres, que tienden a usarla a diario con el fin de conseguir un estilo de peinado en prácticamente perfectas condiciones, incluso para crear una increíble variedad de peinados. Por ejemplo, son usados para alisar el cabello, para darle movimiento, para crear bucles… pero ¿sabías que su uso excesivo, e incluso regular, puede tener efectos negativos en la salud del cabello?.

Consecuencias de planchar el pelo

Muchas mujeres desconocen la importancia de escoger la temperatura adecuada de la plancha del pelo en función del tipo de cabello que tengan. Como consecuencia, suelen usar una temperatura más elevada de la que su propio pelo necesita, originando toda una serie de efectos verdaderamente negativos para mantener una adecuada salud capilar.

Por ejemplo, si tienes el cabello fino lo más adecuado es escoger una franja de temperatura que oscile entre los 150º a los 180º. Si tienes el cabello normal lo ideal es que la temperatura se sitúe entre los 180º y los 210º, y si tu cabello es más bien grueso puede aguantar perfectamente temperaturas hasta los 210º.

Eso sí, son temperaturas completamente orientativas, dado que aunque tu cabello sea grueso o normal y aguante temperaturas elevadas, si está deshidratado el resultado será bastante negativo.

¿Cuáles son los efectos menos conocidos de utilizar las planchas del pelo a menudo?

1. Sequedad

El cabello seco es uno de los efectos secundarios más comunes del uso de habitual -o excesivo- de planchas de pelo. Y es que no solo los productos químicos pueden quitar al cabello sus aceites naturales, también el calor. Por tanto, con un exceso de calor, su elasticidad terminará disminuyendo, haciéndolo sentir mucho más quebradizo y áspero.

Independientemente del tipo de cabello que tengas, el calor que desprenden habitualmente las planchas del pelo acabarán por afectarlo de forma tremendamente negativa.

Una buena solución, para evitar daños, es utilizarla siempre a un nivel bajo o medio, y nunca cuando el cabello se encuentra mojado.

Pelo seco

2. Encrespamiento y electricidad

La sequedad del cabello puede provocar lo que profesionalmente se conoce como ‘frizz’, que consiste en el encrespamiento y la manifestación de la incómoda electricidad estática en el cabello.

Quizá pienses que el alisado del cabello puede ayudarte, pero a veces no ayuda mucho. ¿Lo mejor? Tratar de utilizar siempre un acondicionador en la mitad inferior del cabello, y usar alguna mascarilla para el pelo que contenga leche, aceite de oliva o aceite de coco, lo que aportará cualidades hidratantes.

3. El pelo se rompe con facilidad

Cuando el cabello se reseca por el alisado con planchas del pelo, la rotura del mismo es muchísimo más probable. A menudo, a su vez, la rotura fomenta las puntas abiertas, lo que puede hacer que el cabello adquiera además una apariencia ciertamente desagradable.

Por otro lado, el cepillado excesivo, el secado del pelo con el secador y el manejo erróneo del cabello mojado también pueden fomentar las puntas abiertas.

4. Poco brillo

Otro efecto secundario del alisado es la opacidad. Esto es debido a que, en definitiva, el cabello seco se vuelve sin brillo, no viéndose muy saludable. ¿La causa? La falta de aceites naturales presentes en el cuero cabelludo.

Para que el cabello se vuelva a tornar brillante, puedes utilizar un enjuague para el cabello con vinagre de sidra de manzana, o aplicar un poco de aceite de aguacate o de argán.

Plancha del pelo

5. Pérdida del cabello

Alisar el cabello con el calor provocado por la plancha, especialmente si la temperatura es muy elevada, puede terminar dañando los folículos capilares. Esto se traduce en algo terrible: tu pelo tendrá un riesgo mayor de romperse, dado que los folículos no son lo suficientemente fuertes como para poder sostenerse normalmente. Por ejemplo, es más fácil encontrar mechones de pelo en la ducha o en tu peine tras cepillarte.

El abuso de los tratamientos de alisado pueden terminar matando los folículos capilares. Y, si no puede nacer más cabello, terminará provocando calvicie.

Advertisement

Debido a la existencia de una menor cantidad de aceite que pueda hidratar el cuerpo cabelludo, es más común sentirlo más seco e irritado, además de sentir una mayor picazón, pudiendo incluso comenzar a formar escamas.

También te puede interesar