Gafas o lentillas: cuál elegir en la vida cotidiana

El cuidado de los ojos es fundamental para poder disfrutar de una vida con los cinco sentidos. Por ello, queremos hablarte del diferente uso que se le puede dar a las gafas o a las lentillas, cuáles son sus ventajas y qué aspectos has de tener en cuenta para cuidarte.

Lo primero que has de tener en cuenta es que gafas y lentillas se complementan perfectamente. En general, ambos productos te ayudarán a poder disfrutar de una visión más clara, con independencia de que tengas astigmatismo, miopía o hipermetropía.

Gafas graduadas

Hoy día, son tantos los diseños que puedes encontrar para unas gafas graduadas que no hablamos únicamente de un artículo destinado a mejorar la calidad de la visión, si no que ya es un símbolo de moda y de distinción. De esta forma, las gafas se convierten en una marca propia, en un complemento más en un outfit. No solo se trata del color o diseño de las patillas, también hablamos del ancho de la gafa, de la forma del cristal, etc.

¿Y cuándo usar unas gafas graduadas? Si tienes problemas de vista sabrás que sí o sí te van a recomendar que uses gafas, el uso de lentillas es optativo. En general, los profesionales del sector afirman que las gafas graduadas están recomendadas para ver la televisión, estar en casa, leer un libro, trabajar o estar ante el ordenador, estudiar, al conducir, etc. Sin duda, no es que siempre que hagas estas actividades tengas que ponerte las gafas, puedes escoger lo que tú quieras.

Lentillas

Lo que aporta una lentilla es que nadie tiene por qué saber que estás usando gafas o tienes un problema en la vista. Se podría decir que es como una película o lente que se coloca directamente sobre el globo ocular y corrige la visión. Por todas estas características también se la considera una opción estética, aunque no todo el mundo es de la misma opinión pues las gafas también se han convertido en una seña de moda e identidad.

Más allá de este punto, los profesionales señalan que las lentillas aportan un mayor campo de visión corregida frente a la gafa, lo cual es una gran ventaja. Eso sí, ten en cuenta que siempre que quieras llevar lentillas has de cumplir con todos los requisitos de higiene que te comente el especialista. Por ejemplo, si tienes lentillas que no son de un solo uso tienes que limpiarlas diariamente con líquido de lentillas; con esto vas a conseguir que estén en mejores condiciones durante más tiempo y en perfecto estado.

Cuando te pongas las lentillas por primera vez es normal que lo sientas un poco incómodo o que te cueste colocarlas. No te preocupes, esto es tiempo y hábito.

El uso de lentillas es más frecuente, en términos generales, como un uso estético y suelen utilizarse en salidas de fiesta, eventos, en actividades deportivas que puedan correr riesgo las gafas, etc.

¿Gafas o lentillas?

Como has podido leer, los especialistas de la óptica no recomiendan una opción por encima de la otra, si no que se describen como dos opciones totalmente complementarias. El uso de las lentillas suele hacerse durante un periodo corto de horas, mientras que con las gafas se puede estar durante más tiempo pues descansa más el ojo o puedes quitarlas y ponerlas cuantas veces quieras sin entrar en contacto directo con el globo ocular.

Con ambas opciones podrás disfrutar de una visión corregida y, con tantos diseños disponibles, ambas opciones son también una opción estética. Así que no hay una respuesta correcta sobre qué usar en tu vida cotidiana, solo es tu elección y con qué te sientas más cómoda.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar