Agua micelar Isdin, mi opinión

En el artículo de hoy voy a hablaros sobre un producto que tenía muchas ganas de probar, ya que todo lo que escuchaba sobre este agua micelar eran maravillas, tanto de la boca de personas conocidas, como en muchas reseñas que he visto en varios lugares, por lo tanto no podía quedarme sin averiguar por […]
esBelleza.com

En el artículo de hoy voy a hablaros sobre un producto que tenía muchas ganas de probar, ya que todo lo que escuchaba sobre este agua micelar eran maravillas, tanto de la boca de personas conocidas, como en muchas reseñas que he visto en varios lugares, por lo tanto no podía quedarme sin averiguar por mi misma lo buena que decían que era.

Para mi el agua micelar es sagrada, no puede faltar nunca una en mi neceser, ya que desde que empecé a usarlas se convirtieron en un paso fundamental de mi rutina facial y no hay día o momento que prescinda de su uso.

Sé de buena mano que el agua micelar fue toda una revolución cuando salió a la luz y todas las personas, se lanzaron a usarla sin dudarlo un segundo por todo lo que ofrecían y así es como ha llegado hasta hoy, curiosamente sigue con el mismo auge que entonces cuando vieron la luz.

Yo personalmente me he pasado mucho tiempo en busca de aquella agua micelar que me ofreciera todo lo que buscaba, este viaje fue maravilloso por un lado porque he descubierto muchas marcas que apenas conocía y que me han sorprendido y sin embargo otras que conocía demasiado por su publicidad y que resultaron ser de muy poca calidad, pero por otro lado el hecho de pasar el tiempo y no encontrar esa que tanto ansiaba a veces me parecía un poco decepcionante, pero hoy os puedo decir que la he encontrado y al final de este artículo os la presentaré.

No obstante, este artículo lo voy a dedicar exclusivamente a hablar de una de las aguas micelares que tuve el placer de probar en el camino de mi búsqueda y de la que tengo muchas cosas que decir, ya que la use hasta que se acabó el bote, se trata del agua micelar dela marca Isdin.

Si estáis interesados en conocer más sobre este producto y si os gustaría saber mi experiencia con ella no lo dudéis y ¡seguid leyendo!

Agua micelar de Isdin

Agua micelar Isdin

Como habréis visto en la imagen que os he dejado justo arriba, seguro que os suena de haberla visto en varios lugares, porque realmente aunque no tiene una fama enorme como pueden tenerla otras marcas, si que es muy conocida y seguramente la hayáis tenido delante muchas veces.

Este agua micelar nos promete que tiene un efecto 4 en 1, es decir, que no solo nos aportará limpieza facial, sino que además también nos beneficiará a la hora de eliminar el maquillaje incluidos aquellos que son más resistentes o más bien conocidos como waterproof, tonificar la piel e hidratarla, a la misma vez que nos mantendrá los poros cerrados. Al escuchar esto, por lo menos yo quedé con la boca abierta y supongo que todo el mundo al pensar en el ahorro de tiempo y dinero que eso le supone.

Además también nos promete que dejará en nuestra piel una suavidad extrema, una sensación de hidratación que nos alejará enormemente de esa sequedad que muchas personas sufren y que por último nos beneficiará en temas aún más importantes, ya que no solo no nos irritará la piel, sino que también nos ayudará a aliviar posibles irritaciones de otros cosméticos o factores.

También podemos ver que se trata de un producto testado dermatológicamente y oftalmológicamente, por lo que de primeras ya podemos usarlo con más seguridad, al saber que no nos hará daño ni en la piel ni en los ojos. Por otro lado, se trata de un producto no-comedogénico, por lo que las personas con la piel grasa lo van a poder usar tranquilamente con la certeza de que no empeorará de ninguna manera la producción de sebo en su tez.

Como podéis ver lo que la marca nos promete la deja con un listón bastante alto, pero cuando estamos a punto de comprarla nos surge la gran duda de ¿será cierto todo lo que nos dice?, esto lo comprobaremos durante todo el artículo mientras vamos analizando el producto y por supuesto en el apartado donde os cuento mi experiencia también vais a poder comprobar si efectivamente todo lo que decía ser era cierto.

Analizando el producto

Antes de hablaros sobre mi experiencia con el agua micelar de Isdin, voy a enseñaros como analizo yo un producto antes de adquirirlo, porque aunque es cierto que he probado muchos no los elijo a la ligera, sino que con anterioridad me informo si realmente vale la pena probarlo en mi piel y si por ende podré sacar algún provecho con su uso.

En el caso de este cosmético, os diré que cuando me informé de todo, me entraron más ganas aún de probarlo que antes cuando lo conocía más bien de oídas, por lo tanto yo empecé a usarlo con muchas ganas e ilusión.

De lo primero que vamos a hablar por supuesto, es de su formulación, es sin duda es primer paso para darnos cuenta de la calidad del producto y de si es adecuado para ponerlo en nuestra piel.

Examinamos su composición

La tabla del INCI, esa que muchas veces miramos y por más que intentamos entenderlo todo, siempre hay alguna sustancia que no sabemos a que se está refiriendo exactamente, a mi me ha pasado muchas veces, sobre todo al principio cuando empecé a interesarme más por el mundo de la cosmética y decidí encontrar mis productos ideales, no entendía la gran mayoría de INCIS y siempre tenía que estar buscando información en internet, pero no pasa nada, con el paso del tiempo he ido conociendo mucho más y hoy en día (aunque todavía encuentro alguno que tengo que buscar que es) ya manejo bastante mejor las tablas de formulaciones, así que no os agobiéis por ello.

Aún así os adelanto que en este caso no hay ningún ingrediente extrañamente conocido, porque además su formulación es bastante corta, aunque esto no quiere decir que sea buena o mala de primeras, tan solo lo sabremos una vez que lo analicemos, así que ¡allá vamos!

INCI:

Aqua (water), Hexylene glycol, Glycerin, Betaine, Polyglyceryl-4 laurate/sebacate, Polyglyceryl-6 caprylate/caprate, Cetrimonium bromide, Disodium EDTA.

Como podéis ver, cuenta con ingredientes vegetales, algunos tensioactivos y emulsionantes, pero sorprendentemente no vemos en la lista ningún ingrediente irritante ni alcoholes, perfumes, parabenos, siliconas, etc. Es algo muy bueno no encontrar nada de eso, ya que aunque es cierto que tiene pocos activos y su aportación en cuanto a propiedades no es muy alta, es un producto que se limitará a limpiar y reconfortar la piel, sin llegar a hacerle daño en ningún caso.

Aunque es cierto que el Disodium EDTA es quizás el que menos me gusta de toda la lista, no porque nos haga daño a nosotros, sino porque no es muy respetuoso con el medio ambiente, pero aún así podéis observar que en encuentra en el último puesto por lo que nos aseguramos de que su proporción es muy baja.

¿Es entonces apto para todo tipo de pieles?

Ahora que ya hemos visto los ingredientes y podemos definir con conocimiento la calidad del producto a nivel de formulación, también podemos determinar si el cosmético es apto para todo tipo de pieles o si por el contrario hay alguna para la que no sea el más adecuado.

Como ya podréis sobreentender e imaginar, este agua micelar se trata de un producto apto para todo tipo de pieles, gracias a su INCI tan poco dañino, es decir, un INCI bastante respetuoso con la piel, lo que hace que sea adecuado incluso en aquellas pieles más delicadas. Además en las pieles secas se notará un incremento de la hidratación y en las pieles grasas no habrá un empeoramiento de la producción de sebo.

Dicho esto, su uso se abre a todas aquellas personas que estéis leyendo este artículo sin dejar a nadie fuera, por lo que ya podéis estar seguros que sacaréis provecho de ella todos sin excepción alguna.

Analizando el agua micelar de Isdin

Envase y precio del producto

Otro de los grandes aspectos en los que siempre me fijo es en su envase, además de su precio que obviamente también importa. Para algunas personas quizás el envase no sea realmente importante, pero yo os diré mi argumento para que al menos para mi, si lo sea. El envase es la presentación del producto, lo primero que vemos y aunque es cierto que no debemos juzgarlo por la primera impresión, algo de relevancia siempre tiene.

En este caso no ha sido algo que no me esperara porque realmente todas las aguas micelares se presentan más o menos con el mismo formato, un bote de plástico transparente dejando ver el interior y un tapón también de plástico que en este caso tiene una abertura por donde volcando el producto y apretando un poco sale el contenido.

Para mi gusto, siempre soy de preferir dosificadores en forma de pulsador o pulverizador, pero aún así este no es malo ni mucho menos, tan solo debemos tener un poco de cuidado al apretar y no ejercer demasiada fuerza ya que podríamos desperdiciar producto.

En cuanto al tamaño, se trata de uno bastante estándar, tiene unos 400 ml por lo que no es demasiado grande ni tampoco realmente pequeño, en cuanto a viajar y llevarla con nosotros con respecto al tamaño puede que sea un poco engorroso, pero realmente esto tiene una solución muy sencilla, os recomiendo que como hago yo, tengáis siempre en casa algunos botecitos vacíos, para así poder verter un poco en ellos y llevarlos a todas partes dejando en casa el resto del contenido.

Textura al ponerlo en la piel

Otro de los grandes aspectos a la hora de usar un nuevo producto, su textura y la sensación que dejará en mi piel, es realmente importante para muchas personas donde me incluyo la primera, realmente por muy buena que sea un agua micelar si me deja la piel pegajosa como que no me decido por ella ya de primeras, por lo tanto siempre voy con mucho tacto cuando uso un nuevo cosmético.

En este caso me sorprendí mucho porque realmente siempre que un producto me deja una sensación buena en la piel me alegro enormemente y necesitaba expresároslo aquí, que el agua micelar de Isdin se lleva un 10 en este aspecto.

Se trata de una textura muy suave, ligera y con rápida absorción por lo que no deja ningún tipo de sensación pegajosa o pesada en la piel, todo lo contrario, dejó mi tez muy suave, fresca y con una sensación de limpieza maravillosa.

El aroma del producto

Por último el olor, otro aspecto importante para mí, ya que aunque no me guste que los cosméticos lleven perfume (algo que cumple con creces este agua micelar) si me gusta conocer a que huele el producto que acabo de adquirir y es cierto que siempre me da mucha curiosidad y no se me va la incertidumbre hasta que abro el bote que lo primero que hago es meter la nariz y comprobar su olor.

En este caso, este producto no tiene un olor muy fuerte, algo que también me gusta mucho, ya que los olores fuertes se hacen pesados con el tiempo y empalagosos. Para mi lo ideal es que tenga un aroma suave y que se perciba muy poco, algo que también cumple este agua micelar.

Por lo que podéis ver , todo apuntaba desde el primer momento a que sería un producto muy especial para mí, ya que cumplía con todo lo que iba buscando, ahora solo quedaba que los resultados fueran maravillosos y lo que me pareció lo vais a comprobar justo ahora en el apartado de mi opinión.

Mi opinión sobre el agua micelar de Isdin

Ahora sí, os voy a hablar con total sinceridad de lo que me pareció este agua micelar una vez que la puse en mi piel y pasaron algunos días, es decir, cuando empecé a notar que iba haciendo efecto en mi dermis, aunque he de decir que en este caso llegue a acabar el bote entero y mientras la usaba me limité a solo hacerlo con ella y no probar ninguna otra en ese periodo.

Lo primero que os diré es que empezando por lo ingredientes, es cierto que no tiene grandes activos que digamos «wow«, pero tampoco hay nada de lo que podamos decir «esto es realmente dañino para la piel», porque no, no cuenta con ninguna presencia de sustancias irritantes o inadecuadas para nuestra piel, por lo que en ese aspecto supe desde primera hora que estaba frente a un buen producto de limpieza pero básico. Eso sí, yo hubiese cambiado alguna que otra sustancia, como por ejemplo el Disodium EDTA.

Por otro lado, su envase me pareció muy práctico y su dosificador en abertura aunque no es mi preferido, no me resultó incomodo en ningún momento. Su tamaño para mi especialmente no es muy relevante, ya que como siempre os digo yo suelo verter pequeñas cantidades en otros frascos más pequeños y así siempre tengo alguno a mano esté donde esté.

En cuando a su olor nada más abrir el bote, me resultó extremadamente bueno, ya que no es fuerte eso es cierto pero creo que es justo ahí donde reside su encanto, tiene un aroma sutil muy agradable que a veces se hace casi imperceptible y otras veces lo podemos percibir con claridad, para mí es perfecto, ya que nunca durante el tiempo que estuve usándola me ha llegado a cansar.

La textura que tiene es perfecta, no puedo catalogarla de otra manera, ya que es muy suave y ligera, prácticamente como el agua corriente a la que estamos acostumbrados, se absorbe muy rápidamente, casi al instante y la sensación que deja luego es aún mejor, ya que lejos de dejar nuestra tez con efecto pegajoso o con esos temidos brillos que muchos productos dejan en la piel, nos ofrece un acabado suave, fresco y literalmente deja la cara como nueva.

Debo deciros que aunque es cierto que la marca nos recomiende usarla como único paso, a mi no me gusta esa idea, ya que prefiero que cada producto me ofrezca lo que tiene y así aprovechar mucho mejor las demás propiedades y por lo tanto obtener mejores resultado, porque ¿si tengo la posibilidad de beneficiarme de cuatro producto porque voy a hacerlo solo de uno?.

Dicho esto, los resultados fueron buenos, ya que notaba como limpiaba de manera muy efectiva mi piel, yo que tengo la piel mixta pero dependiendo de la época se vuelve un poco más sensible de lo normal, he podido comprobar como en todo momento he tenido la piel además de limpia, hidratada pero sin llegar a alterar la producción de sebo en las zonas más grasas.

Por cierto he de destacar que en varias ocasiones me ha entrado un poco de producto en los ojos (ya que a veces tiendo a ser un poco bruta) y en ninguno de los casos me ha irritado los ojos ni me ha dado picor en ellos, por lo que no os preocupéis si os cae un poco en vuestros ojos.

Con todo esto, cuando terminé el bote solo pude llegar a una conclusión, es cierto que no me había aportado muchas propiedades, pero su función la desempeña a la perfección y todos los aspectos los cumple con creces, bajo mi punto de vista y mi experiencia. Por lo tanto sí, os la recomiendo a todos para que la probéis y si os convence os quedéis con ella para cuidar de vuestra piel.

Una alternativa para aquellos que prefieran algo más natural

Para que me conozcáis un poco más, soy una persona enamorada de la cosmética natural, porque creo que nos aportan incluso más beneficios y propiedades y además de una manera mucho más sana y sostenible que cualquier otra cosmética artificial y es por ello que quiero dejaros por aquí un alternativa natural de agua micelar.

Puedo decir con total certeza que es mi agua micelar favorita y que ha sido quizás la que he estado buscando siempre, me estoy refiriendo a la tan querida agua micelar de Nezeni Cosmetics de la que seguro habéis oído hablar. Una marca española que nos ofrece productos a base de ingredientes naturales, apto para todo tipo de personas, repletos de activos y con una calidad muy alta. Es la que llevo usando aproximadamente un año y hoy os digo que dudo mucho que encuentre otra que haga que deje de usar esta, ya que me encanta en todos los aspectos posibles. Si sois como yo con la cosmética natural y preferís calidad, os animo a que la probéis ya que nadie que lo haga va a salir sin haber caído rendido ante ella.

Mi alternativa para aquellos que prefieran la cosmética natural

Aquí ponemos el broche final a este artículo que tanta ilusión me hacía enseñaros, ya que siempre que vengo a hablaros sobre un producto que me ha parecido bueno y que os recomiendo me parece un gran momento y le pongo muchas ganas. Espero que os haya gustado y sobre todo que os sirva de ayuda mi experiencia a todos aquellos que os encontréis entre el hecho de si os animáis a usarlo o si no.

Además, también me hace mucha ilusión hablaros sobre el agua micelar que yo uso actualmente y la que sin lugar a dudad me robó el corazón, para todos aquellos que os animéis a probar el agua micelar de Nezeni, espero que os vaya genial con ella y salgáis victoriosos de esa experiencia.

Sin más, me despido y deseo que a partir de este preciso momento entréis en sintonía con vuestra piel y podáis lucir radiantes cada día, usando el agua micelar que tanto ansiáis encontrar.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar