Ritual de cuidados de la piel del rostro

El cuidado facial hay que realizarlo de forma diaria, puesto que nuestra piel está expuesta durante el día a la contaminación, a la par que por la noche suele dedicarse al a regeneración de la misma y reparación de los daños que haya podido padecer durante el día. Te contamos cómo puedes cuidar tu piel de forma sencilla.

Hoy día tienes a tu disposición infinidad de marcas cosméticas, tanto naturales como industriales, que te permiten obtener un cuidado óptimo de tu piel. Por ejemplo, en las tiendas físicas y en la web de Douglas puedes comprar Kora Organics, Lancôme, Estée Lauder, entre otras marcas reconocidas. Nosotras te vamos a indicar cuáles son los pasos que has de seguir para potenciar el cuidado, la protección y la regeneración de tu piel.

Limpieza

Lo más fácil y sencillo, lo necesario absolutamente para todas las pieles, lavarse la cara por la mañana y por la noche para poder refrescarla, retirar la suciedad, las células muertas, la polución y, si te has maquillado, el maquillaje. Para esto, como verás, no necesitas ningún tipo de cosmético especial, aunque yo sí suelo usar un jabón de pH neutro lo más natural posible.

Desmaquillar

Si te sueles maquillar ésta va a ser la primera tarea que hacer nada más llegar a casa. Retira todo el maquillaje de tu rostro, ya sea con el uso de aceites vegetales naturales (por ejemplo, el de jojoba) como por algún producto desmaquillante que te guste. Es fundamental este paso para que la piel pueda transpirar y se pueda regenerar.

Una forma cómoda y efectiva para desmaquillarte es el uso de discos, ya sea de algodón, tela, esponja vegetal o el material que más te guste. Personalmente, me gustan los discos reutilizables para reducir mi huella de consumo. Igualmente, con unos o con otros, recuerda que para cada ojo hay que utilizar o un disco diferente o una cara distinta.

Entre los cosméticos disponibles puedes encontrar geles espumosos, mousses que se activan con el agua, agua micelar… Si tienes piel grasa, puedes usar aceites vegetales pero 100% naturales, si no son así, evita los cosméticos que tengan aceites.

Higienizar

Una vez que te hayas quitado el maquillaje de la piel es importante lavarte la cara con un jabón pH neutro o el tipo de limpiador que te guste utilizar para tu día a día. Con este paso vamos a quitar cualquier posible resto de maquillaje que haya podido quedar en la piel y, a su vez, cualquier resto de producto desmaquillante que ya no vamos a necesitar.

Equilibrar

Equilibrar la piel es otro paso fundamental a la hora de cuidar tu rostro y, sin duda, un paso necesario en todas las rutinas diarias. No importa si te maquillas o no te maquillas, no importa si usas cremas del supermercado, de tu tienda de cosmética favorita o si te las preparas tú en casa, es fundamental equilibrar la piel tanto por el día como por la noche.

Al utilizar una crema, loción o aceite hidratante sobre la piel lo que conseguimos es hidratar y activar la circulación para que oxigene mejor a nivel celular. Lo ideal es que dediques un minuto a aplicarte tu producto escogido con más mimo, haciéndole un suave masaje a la piel de tu rostro con la yema de los dedos para que lo absorba mejor y se potencie la activación.

Exfoliación

La exfoliación no hay que hacerla día a día, depende del tipo de piel y el producto que se utilice se puede hacer cada quince días o una vez al mes. Para ello tienes cosméticos específicos o puedes hacer tu propio producto, que tenemos un artículo en el blog donde te contamos cómo hacerlo casero. Eso sí, sea como sea, notarás que tu piel queda más suave.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar