Toallitas desmaquillantes, ¿son una buena opción?

¿Cuántas veces hemos ido de viaje y hemos echado en el neceser un paquete de toallitas desmaquillantes? o ¿cuántas veces hemos llegado cansados a casa y hemos pensado "si tuviera toallitas desmaquillantes las usaría ahora mismo"? Es cierto que en comodidad nadie les gana, ni el mejor desmaquillante del mundo, ya que nada se compara […]
esBelleza.com

¿Cuántas veces hemos ido de viaje y hemos echado en el neceser un paquete de toallitas desmaquillantes? o ¿cuántas veces hemos llegado cansados a casa y hemos pensado «si tuviera toallitas desmaquillantes las usaría ahora mismo»?

Es cierto que en comodidad nadie les gana, ni el mejor desmaquillante del mundo, ya que nada se compara al hecho de pasar una toallita por el rostro y listo, pero ¿son eficaces?

En este artículo vamos a hablar de todo lo que necesitamos saber sobre las toallitas desmaquillantes y veremos si son adecuadas para desmaquillar nuestro rostro.

Antes de empezar os voy a dejar por aquí un artículo donde vais a encontrar las mejores toallitas desmaquillantes del mercado: Mejores toallitas desmaquillantes.

Toallitas desmaquillantes

¿En que consisten las toallitas desmaquillantes?

Como todos sabréis las toallitas desmaquillantes es un producto que en el mismo formato de cualquier otra toallita normal cuenta con ingredientes que eliminan el maquillaje del rostro.

Están diseñadas para que el proceso de desmaquillar el rostro sea un momento rápido y sencillo, sin necesidad de necesitar un tiempo prolongado ni de tan siquiera necesitar más de un producto además de tampoco requerir aclaración posterior con agua.

Por todo esto, muchas veces cuando llegamos a casa de un día agotador es inevitable sentirse atraídos por la rapidez que nos ofrece el uso de toallitas desmaquillantes comparado con cualquier otro producto.

Muchas personas tienen muy buenas valoraciones con respecto a las toallitas desmaquillantes, pero sin embargo muchas otras dicen lo contrario y así ha sido siempre, desde hace mucho tiempo hay un claro debate entre si son buenas para desmaquillar el rostro o si por el contrario no son eficaces. Para salir de dudas, vamos a hablar un poco sobre sus ventajas e inconvenientes.

Ventajas e inconvenientes

Si has llegado hasta aquí es porque estás pensando si dejarle un lugar en tu vida a las famosas toallitas desmaquillantes, y es que es cierto que muchas veces no sabemos que hacer, por el simple hecho de que un producto tiene el mismo número de criticas positivas que negativas y este es el motivo por el que vamos a valorar las ventajas y los inconvenientes de este.

Ventajas

A práctico no le gana nadie, desde luego es un producto que por su reducido precio deberíamos tener todos en casa, ya que en algún momento seguro que son de utilidad.

  • Se trata de un producto muy cómodo, ya que ocupan un espacio muy pequeño y el proceso es rápido y sencillo. Solo con el simple hecho de desmaquillar nuestra piel con cualquier otro producto como por ejemplo agua micelar, leche desmaquillantes o cualquier otro gel, necesitaremos el propio producto, discos de algodón, agua para aclarar el rostro y toallas para secarnos, sin embargo con las toallitas tan solo necesitaremos a estas mismas y realizaremos el mismo proceso.

Por lo tanto, reduce mucho el tiempo de la limpieza y es por esta razón por la que más personas se deciden a usarlas, ya que en muchas ocasiones no tenemos el tiempo suficiente para dedicarle y lo que buscamos es algo rápido.

  • La otra ventaja, aparte de su rapidez a la hora de desmaquillar el rostro es su reducido tamaño, ya que el paquete de toallitas desmaquillantes no es ni mucho menos como el de las toallitas normales, es mucho más pequeño y fino, por lo que es mucho más sencillo transportarlo a cualquier lugar.

Podemos meterlo en el bolso y no ocuparía mucho, sobre todo esto es genial cuando vamos de viaje y el espacio del que disponemos es bastante reducido, de esta manera nuestras toallitas desmaquillantes nos hacen un gran favor.

  • Y por supuesto como ya sabéis en aquellos lugares donde no tenemos acceso a sacar todos los productos que componen un buen proceso de desmaquillaje (algodones, agua, jabón, desmaquillante, etc) como por ejemplo en el gimnasio, en la oficina o en casa de otra persona, de nuevo las toallitas desmaquillantes nos salvan del apuro.

Podemos llevarlas siempre encima y así nos aseguramos de poder eliminar nuestro maquillaje de manera cómoda, rápida y sin ocupar mucho espacio.

Desventajas

Hemos visto que las toallitas desmaquillantes tienen muchas ventajas y algunos pensaréis «¿qué puntos negativos pueden tener frente a tantos positivos?» y la verdad es que los tiene.

A pesar de todos sus puntos fuertes, no se recomiendan usar las toallitas desmaquillantes a diario ya que aunque es cierto que retiran el maquillaje y pueden llegar a limpiar la suciedad que se queda en la capa superficial de la piel, no llega a las capas más profundas y por lo tanto no desobstruye los poros, dejando a estos llenos de basura y suciedad, por lo que a la larga la piel se habrá llenado por completo de basurilla y empezarán los problemas.

Lo que podemos conseguir desmaquillando nuestra piel a diario con las toallitas es un cumulo de suciedad en nuestra dermis y obteniendo como resultado, puntos negros, exceso de sebo, acné y envejecimiento de la piel.

Por lo que llegamos a la conclusión que si queremos usar las toallitas lo ideal es hacerlo acompañado de otros desmaquillantes y de un tratamiento mucho más completo y profundo y así nos aseguraremos de que nuestra piel siempre quede impoluta. Las esponjas desmaquillantes son una buena opción, en este enlace podréis encontrar todo sobre ellas: Esponjas desmaquillantes, ¿cómo se usan?

Otra opción es dejar las toallitas solamente para aquellos momentos (que hemos nombrado anteriormente) en los que no tenemos la oportunidad de realizar el proceso completo.

Ventajas e inconvenientes

Cada tipo de toallita acorde a un tipo de piel

Muchos caemos en el error de coger la primera toallita que encontramos en el supermercado o simplemente coger la que usa nuestra amiga o amigo en su piel, pero ni siquiera nos hemos parado a pensar si son realmente aptas para nuestro tipo de piel. Os dejo por aquí mi opinión con las toallitas desmaquillantes de la marca Mercadona: Toallitas desmaquillantes Mercadona, mi opinión.

Tipo de pieles hay al menos cinco, cada uno con sus diferencias y sus necesidades, por lo que si lo pensamos, en la mayoría de productos es imposible que lo que le va bien a una persona nos vaya bien a nosotros, ya que no tenemos porqué tener el mismo tipo de dermis.

Por esto es muy importante conocer nuestra piel, os voy a hablar un poco sobre cada una de ellas y así llegaremos todos a saber el tipo de piel que tenemos.

  • Piel grasa

Estoy segura que todos conocéis a la perfección los signos de una dermis grasa, ya que es una de las más temidas por todos.

Los síntomas son siempre relacionados con el exceso de sebo en la piel, lo que conlleva a una obstrucción de los poros y por lo tanto la aparición de puntos negros, acné, exceso de brillo, textura untuosa y otros más.

  • Piel seca

La piel seca también es otra de las más conocidas por el mismo motivo que la primera pero a la inversa, es decir, se trata de una dermis que igualmente tiene muchas imperfecciones debido a la falta de hidratación.

Las primeras imperfecciones son la textura áspera, los picores, descamaciones, rojeces y tirantez de la piel.

  • Piel mixta

La piel mixta es la más compleja de todas debido a que en ella se fusionan las dos anteriores, es decir, vemos que esta dermis se divide por zonas y en cada una de ellas tiene peculiaridades tanto de la piel seca como de la grasa.

Se trata de la dermis más común de todas, la mayoría de las personas tienen este tipo de piel, y podemos diferenciar en ella al menos dos zonas (la zona T, que constituye la frente, la nariz y la barbilla, con predisposición a la piel grasa y por otro lado el resto del rostro con predisposición a la piel seca) aunque podemos encontrar otras zonas más, estas dos son las más generales y habituales.

Para cuidar esta piel se recomienda elegir productos para cada zona de la piel, ya que si elegimos productos para la piel grasa, las zonas de piel seca se pueden agravar y viceversa.

  • Piel sensible

La piel sensible como su propio nombre indica es la más delicada de todas y si estamos dentro de este grupo es fundamental estar muy atento a los ingredientes de cada producto para asegurarnos que en ningún caso van a resultar perjudiciales para nuestra salud.

Los principales signos de esta dermis son las repetidas reacciones, alergias, picores, rojeces, etc.

  • Piel normal

Esta dermis es sin lugar a dudas, la más deseada por todas las personas, ya que se trata de una piel sin imperfecciones, pero aún así es la menos común de todas las nombradas.

Los signos para tener claro que nuestra piel es normal es su óptimo equilibrio, textura sedosa, color rosado, suavidad y buena hidratación, además de poros cerrados y nada visibles.

Estos son los tipos de pieles que hay, es muy importante saber cual es el nuestro ya que saberlo es la base de todo comienzo con cualquier nuevo tratamiento o producto.

Entonces, ¿hay toallitas desmaquillantes específicas para cada tipo de piel?

La respuesta es un rotundo, siempre que vayamos a adquirir una toallitas desmaquillantes, nos enfrentaremos a varios tipos de estas y tendremos que elegir cual es el mejor para nuestra piel.

Lo primero que tenemos que hacer es conocer nuestra dermis y una vez que tengamos eso, ya todo lo demás es muy sencillo, elegimos las toallitas que sean más acorde a nosotros (podréis leerlo en el envase o incluso es fundamental echarle un vistazo a los ingredientes) y los resultados serán mucho más satisfactorios.

De la otra manera, si cogemos la primera que veamos, corremos el riesgo de que no sea la más adecuada para nuestra dermis y entonces los problemas empezarán a surgir, imagina que nuestra piel es grasa y cogemos unas toallitas especiales para la piel seca, está claro que el resultado va a ser todo lo contrario a lo que buscamos, ya que empeorará todas las imperfecciones de esta y tendremos más exceso de sebo, acné, puntos negros, etc.

Por este motivo, sí, existen toallitas especiales para cada tipo de piel y es necesario que elijamos bien la nuestra, como imaginaréis esto no es algo que solo abarque al mundo de las toallitas desmaquillantes, si no que pasa igual con cualquier producto que vayamos a poner en nuestro rostro.

Tipo de pieles

Aspectos que debemos saber sobre las toallitas desmaquillantes

Aunque parezca que ya lo hemos visto todo, la realidad es que queda muchas cosas por saber sobre las toallitas desmaquillantes, así que vamos a hablar de ellos aquí.

Muchas personas tienen en mente comprar las toallitas pasarlas por el rostro hasta retirar todo el maquillaje y listo, pero la realidad es que hay más y debemos tener en cuenta algunas cosas.

¿Primero las toallitas o el agua?

Esto es una duda muy común y en muchas ocasiones las personas creen erróneamente que lo primero el lavar la cara y lo segundo pasar la toallita, cuando es todo lo contrario.

La forma correcta de hacerlo es, usar como primer paso las toallitas, de esta manera estaremos removiendo toda la pintura y la suciedad que hay en el rostro, además de ir estimulando los poros de la piel para luego poder sacar toda la basura que pueda haber acumulada.

Acto seguido debemos realizar un buen lavado de nuestra cara con agua y un jabón neutro, de esta manera ya estaremos eliminando toda la suciedad que las toallitas nos han ayudado a remover, por lo que el proceso será mucho más completo.

Apretar no elimina más

¿Cuántas veces hemos usado un maquillaje resistente, como por ejemplo el waterproof y a la hora de eliminarlo hemos frotado tan fuerte que hemos dejado la zona roja?

Esto es justo lo que no debemos hacer, pero que a veces hacemos, no pasa nada por haberlo hecho, pero a partir de hoy vamos a cuidar nuestra piel y vamos a entender que la dermis del rostro es mucho más fina y delicada que la de cualquier otra zona de nuestro cuerpo.

Lo ideal es siempre usar productos que con pocas pasadas y suaves retiren todo nuestro maquillaje, ya que si apretamos día si y día también, conseguiremos aparte de hacernos daño, acentuar cada vez más líneas de expresión antes de tiempo y por lo tanto nuestra piel envejecerá.

Recordad, siempre tratar la piel con la extrema delicadeza y así nos lo agradecerá con un brillo y un color únicos.

Cuidado con el contorno de ojos

Como seguramente sabréis, el contornos de los ojos es la zona del rostro más delicada de todas, aquí contamos con una piel muy fina y sensible, por lo que siempre que maquillemos esta zona, debemos tener muy claro con que nos vamos a desmaquillar luego y definitivamente con las toallitas desmaquillantes no.

Existen productos específicos para esta zona y sin duda esto no se trata de un capricho si no de una necesidad, si pasamos diariamente las toallitas por nuestros ojos, tanto la zona del contorno como el estado de nuestras pestañas disminuirán y adoptarán un aspecto apagado y castigado.

Por lo tanto, evita en la medida de lo posible el uso de toallitas desmaquillantes en la zona del contorno de los ojos.

No debemos olvidar la hidratación

La hidratación es prácticamente lo más importante a la hora del cuidado facial, ya que una piel con mala hidratación o con ausencia de esta no puede tener un buen aspecto.

Las toallitas desmaquillantes (dependiendo de sus ingredientes), la gran mayoría dejan la piel un poco seca y con el paso del tiempo aparecen problemas de tirantez, picores y aspecto débil de la piel, por lo que es muy importante usar productos que hidraten nuestra dermis después del uso de las toallitas, como por ejemplo un sérum o una crema hidratante.

Si añadimos a nuestra vida un hidratante después de cada proceso que realicemos en nuestra piel, el estado de esta será mucho más esplendido.

Usar más de una toallita cuando sea necesario

Es muy importante que no nos ciñamos a usar solamente una toallita para todo el rostro, ya que en el momento en el que la toallita se ensucie completamente, si la volvemos a pasar estaremos consiguiendo lo contrario a limpiar, por lo que siempre debemos usar tantas como nuestra piel nos pida.

Otro aspecto que tenemos que tener en cuenta es que, pasa lo mismo que con los discos de algodón, cuando lo pasamos por nuestra piel para limpiarla o desmaquillarla, es muy importante que no paremos de hacerlo hasta que esté salga completamente limpio, por lo que con las toallitas pasa lo mismo, mientras siga saliendo suciedad en la toallitas no debemos acabar y para ello necesitaremos más de una.

Lo que debemos saber sobre las toallitas

Esto es todo lo que debemos saber sobre las toallitas desmaquillantes, en definitiva hemos llegado a la conclusión de que el uso de las toallitas desmaquillantes diaria y únicamente está completamente desaconsejado, por lo que lo ideal es reservarlas para aquellos momentos en los que no tengamos más opción que realizar la limpieza de forma rápida.

O usarlas, pero siempre acompañadas de otros productos que nos aseguren una limpieza mucho más óptima y profunda. Si hacemos buen uso de ellas, ¡no tendremos ningún problemas con nuestra piel!

También te puede interesar