Escrito por

Trucos para agrandar los zapatos

Te has comprado los zapatos de tus sueños pero te están pequeños. O has encontrado esas botas que te enamoraban pero no tienen tu número. No te preocupes, que todo tiene solución. Y es que estos trucos para agrandar los zapatos te van a dar la mayor alegría de esta Navidad. De hecho, es posible que alguien te regale unos zapatos… ¡y sean pequeños! Aquí tienes la solución a ese problema.

Trucos para agrandar los zapatos | Calcetines y secador

Calcetines, secador y algo de paciencia para un resultado excelente. Entre los trucos para agrandar los zapatos encontramos uno sencillo y a mano de todo el mundo, eso sí, que sólo vale para calzado de cuero. Para empezar, ponte unos calcetines gordos y cálzate los zapatos, aunque te cueste. Si no hay manera de calzarlo, caliéntalo con el secador y dóblalo reiteradamente, hasta que puedas acoplarlo a tu pie.

A continuación, mete el pie y espera unos minutos hasta que el zapato se enfríe. Cuando esté a temperatura normal, quítatelo y cálzatelo con unos calcetines normales. Deberías notar la diferencia. Si no lo notas, vuelve a repetir el proceso hasta que los zapatos cedan.

Cuando hayas conseguido que los zapatos se ajusten a tu talla, no olvides darles betún. Es importante hacerlo, pues el calor habrá secado la humedad del cuero y, de no regenerarla, éste se cuarteará. También debes tener cuidado con las zonas con pegamento, pues también puede derretirse en el proceso.

Trucos para agrandar los zapatos | Calcetines

¿No tienes paciencia ni tiempo para el anterior truco? No te preocupes, tenemos trucos para agrandar los zapatos para todo el mundo. De hecho, ahora te valdrán los calcetines de antes, aunque ahora no vas a necesitar el secador.

Coge uno o dos pares de calcetines y enróllalos. A continuación, mételos en tus zapatos nuevos y pequeños, en la zona que te interese agrandar. Déjalos metidos una jornada entera (de noche o cuando vayas a trabajar) y comprueba el resultado. Si no han cedido lo suficiente, déjalos otra jornada más.

Trucos para agrandar los zapatos | Congelador

No es broma. Es uno de los trucos para agrandar los zapatos más antiguos que existe. Al menos, desde que hay congeladores. Tan sencillo como coger una bolsa de plástico pequeña y llenarla de agua hasta la mitad. Ciérrala bien (si es de cierre hermético, mejor) y colócala en el zapato que quieres agrandar, asegurándote que queda bien encajada. Para que te hagas una idea, la bolsa de plástico sería tu pie

Y sí, el siguiente paso es meter los zapatos en el congelador y dejarlos una jornada completa. La congelación del agua propiciará que el zapato se ensanche. Una vez que los saques del congelador, déjalos reposar una hora. Al estar congelados, si sacas la bolsa de agua demasiado pronto, te puedes cargar los zapatos.

Si no han ensanchado suficiente, puedes repetir la operación las veces que quieras. Eso sí, no lo hagas con zapatos caros. Por lo que pueda pasar.

Trucos para agrandar los zapatos | Úsalos en casa

El primero de los trucos para agrandar los zapatos es un clásico, pero sigue funcionando. Unos zapatos pequeños te van a destrozar el pie si te los pones durante toda una jornada. Otra cosa es que te los pongas un rato en casa y los quites en cuanto empiecen a molestarte.

Lo habitual es que en dos o tres puestas, se ajusten a tu pie y cedan. Sí, serán dos o tres días de espera para estrenarlos de forma oficial. A cambio, mantendrás tus pies enteros para caminar sin problema.

Trucos para agrandar los zapatos | Periódico

Uno de los trucos para agrandar los zapatos más sorprendente es el de usar papel de periódico mojado. Tan sencillo como coger un periódico en blanco y negro (para no manchar con la tinta) y humedecerlo. Coloca las hojas en el interior de los zapatos, hasta que éste quede completamente rellenado. Debes cuidar que la forma del zapato no se pierda. No es complicado, pues el papel de periódico húmedo es muy manejable.

Deja los zapatos con el papel de periódico y espera a que éste se haya secado. El tiempo dependerá de la época del año y la zona en la que estés, así como la temperatura de tu casa. No tengas prisa. Cuando estén secos, quita los papeles de periódico y pruébatelos. Notarás que han ensanchado. Puedes repetir el proceso, si quieres más holgura. Incluso puedes meterlos en el congelador, al igual que hicimos con el agua.

Trucos para agrandar los zapatos | Patatas

Y otro de los trucos para agrandar los zapatos para la colección de curiosos. Las patatas, además de estar tremendas fritas, son un gran aliado para ensanchar los zapatos pequeños.

Y sí, aunque cueste creerlo, debes pelar la patata y dejarla dentro del zapato una jornada completa. Debes escoger una patata adecuada para ensanchar tus zapatos. No sólo lo agrandará, sino que recogerá el mal olor que pueda tener. Y para limpiarlo, basta con que le pases una bayeta mojada, verás que se quita con suma facilidad. Eso sí, tira la patata a la basura.

Trucos para agrandar los zapatos | Zapatero

¿No eres muy amiga de los experimentos de este tipo? Tranquila que no eres la única. En tal caso, puedes echar mano del más viejo de los trucos para agrandar los zapatos: el zapatero. Obviamente, un profesional del calzado, no tendrá problema en ampliar un número o dos tus zapatos. De hecho, tienen elementos específicos para ello.

Obviamente, el servicio no será tan inmediato como los anteriores trucos, pero sí quedará más profesional. Y claro, hablar de profesionalidad, es hablar de dinero. Te costará un dinero pero eres tú quien decide si merece o no la pena. Depende del zapatero. Y del precio. Si son unos zapatos caros y exclusivos, está claro que te merece la pena recurrir a un profesional.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos