Trucos para pintar uñas

Rosalía, Nathy Peluso, Lola Índigo… todas estas cantantes, además de alcanzar millones de visualizaciones en plataformas como YouTube y Spotify, tienen en común su pasión por llevar una manicura muy cuidada y excepcionalmente larga. Sin llegar a ese extremo, hoy te proponemos algunos consejos para pintar tus uñas, pero no sin antes hacer una pequeña […]

Rosalía, Nathy Peluso, Lola Índigo… todas estas cantantes, además de alcanzar millones de visualizaciones en plataformas como YouTube y Spotify, tienen en común su pasión por llevar una manicura muy cuidada y excepcionalmente larga.

Sin llegar a ese extremo, hoy te proponemos algunos consejos para pintar tus uñas, pero no sin antes hacer una pequeña referencia a Cosméticos 24h, la tienda online donde puedes encontrar los mejores productos para tus uñas y un extenso catálogo de productos cosméticos y de belleza de una variada gama de marcas.

Estos consejos siguen siendo más populares en chicas que en chicos, pero están abiertos a ser puestos en marcha por cualquier persona, pues cada vez es más popular ver a hombres dejando a un lado los estereotipos de belleza y de género.

Limpiar bien las manos y las uñas antes de empezar

Los ejemplos citados anteriormente lucen sus increíbles uñas por deseo propio, algo que es lógico, pero también muy influenciadas por su propia imagen mediática, para causar más impacto entre sus seguidores.

Las personas anónimas no pueden, en todas las ocasiones, acudir a centros de belleza para recibir una sesión de manicura completa, por lo que toca trabajar desde casa. En esos casos, el primer paso es limpiar bien las uñas remojándolas en un recipiente con agua y un poco de jabón.

Ahí deben permanecer las uñas unos cinco minutos y cuando pase ese tiempo, aplicar un poco de crema hidratante o vaselina. Posteriormente, volver a introducir las uñas en remojo unos minutos para ablandar las cutículas. Al sacar la mano del recipiente, se secan las uñas con una toalla y con mucha suavidad, retirando todos los restos de suciedad.

Vinagre blanco y vaselina

Una solución casera para conseguir un mejor acabado en el pintado de uñas es emplear un poco de vinagre blanco antes de la pintura. Este producto no solo ayuda a un mejor aspecto, sino que se prolonga la duración del esmalte.

Junto con el vinagre, otro producto a utilizar es la vaselina. Las uñas, antes de ser pintadas, han de estar bien hidratadas, pues esto es sinónimo de salud. De este modo, antes de hacerte la manicura, prueba a poner un poco de vaselina. El remedio es válido en todo momento, así que igual que usas protector labial cada noche, puedes hacer lo propio en las uñas antes de ir a dormir.

Limar las uñas para darle forma

Una vez las uñas estén limpias y hayas puesto un poco de vinagre, no olvides el paso de limar y dar forma a las uñas. Cuando termines, utiliza una brocha limpia para secar el polvillo generado por la lima.

Este es el paso previo a aplicar el esmalte. El pincel ha de estar en todo momento bien escurrido, sin restos excesivos de pintura. Para usarlo, comienza desde la base hacia el final con tres brochazos: uno en el centro y dos a los lados. Posiblemente no baste con solo una capa, pero para completar el proceso debes dejar que se seque el esmalte anterior.

Otro consejo básico para que las uñas sequen más rápido una vez pintadas es sumergirlas en agua a temperatura muy fría. En un recipiente con agua y hielos, introduces las uñas por unos minutos. Con esta operación la pintura se fija mejor y más rápido.

¿Has probado a usar varios colores sin orden ni armonía?

Esta propuesta es arriesgada, porque resta equilibrio y no sigue  ningún patrón cromático. Consiste, básicamente en mezclar varios esmaltes de distintos colores y verterlos en un vaso con un poco de agua. El paso siguiente es introducir los dedos en el vaso uno a uno, pero cubriéndolos con cinta para proteger la piel y que solo se pinte la uña.

Es importante hacer esta operación dedo por dedo, para que la uña quede bien decorada. Tras finalizar con cada dedo, espera que seque un poco y retira los excesos de pintura. Ah, importante, los dedos deben permanecer por unos segundos en remojo.

Con respecto a los colores, puedes crear tú algunos de manera casera. Para ello solo necesitas base transparente y un poco de sombra de ojos. La sombra la haces polvo con ayuda de una cuchara y la mezclas junto con la base hasta obtener colores brillantes y de un muy buen acabado.

El esmalte blanco siempre es un seguro

Prácticamente todos los esmaltes resultan impenetrables al propio color de la uña, incluso aunque se le den muchas pasadas. Esto solo se evita haciendo uso de pinturas que realmente sean opacas, o bien, acudiendo al esmalte blanco.

Con el color blanco como fondo ya puedes usar el diseño que más te plazca. De este modo podrás completar toda la uña en el color que desees o que el blanco sea parte del diseño. Con esta fórmula consigues también que la uña no se ponga amarilla.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar