¿Para que sirve un tónico?

En tónico facial, ese producto que se puede ver desde diferentes ángulos dependiendo de la persona, algunos usándolo sin saber que es realmente y todo lo que hace en nuestra piel y otros, prescindiendo de él por la misma razón, la falta de información y conocimiento. A pesar de tratarse de un producto que lleva […]
esBelleza.com

En tónico facial, ese producto que se puede ver desde diferentes ángulos dependiendo de la persona, algunos usándolo sin saber que es realmente y todo lo que hace en nuestra piel y otros, prescindiendo de él por la misma razón, la falta de información y conocimiento.

A pesar de tratarse de un producto que lleva bastantes años en el mundo de la cosmético y que es realmente imprescindible en cada rutina facial, no todo el mundo tiene la información necesaria sobre él.

En definitiva todos sabemos que existe y que debemos usarlo después de limpiar nuestro rostro pero sin lugar a dudas es el gran desconocido y es por este motivo por el cual hoy estamos aquí.

En este artículo vamos a conocer completamente al tónico facial, vamos a ver en que consiste, cuales son sus funciones y que es lo que realmente nos aporta, es decir, os lo voy a presentar para que por fin podáis conocer a este producto estrella y olvidado a la misma vez.

Antes de empezar me gustaría dejaros por aquí un artículo donde encontraréis una lista con los mejores tónicos del mercado, así cuando los conozcáis y quedéis encandilados con todo lo que son podréis ir directamente a los mejores para adquirir vuestro tónico ideal: Mejores tónicos faciales.

¿Para que sirve un tónico?

El tónico facial

Como hemos dicho el tónico es un producto que lleva muchos años en el mundo de la cosmética, siempre ha estado para nosotros cuando terminábamos las rutinas de limpieza, pero sin embargo no todo el mundo lo ha usado, es más un gran número de la población no lo ha usado nunca y otro gran número de personas lo usan porque hay que usarlo y lo han visto siempre, pero no saben nada más sobre él.

La realidad es que es una enorme curiosidad lo que pasa al rededor de este cosmético, no es como cualquier otro, por ejemplo la crema hidratante, todo el mundo sabe lo que es y todo el mundo la usa. Pero el tónico no, por lo tanto vamos a llamarlo producto especial, porque sin duda lo es.

Se trata de una loción que ayuda a la piel a restablecerse y a recuperar su pH natural, además de hidratar y exfoliar, dependiendo siempre del tipo de tónico y sus preferencia, porque como pasa con todos los cosmético, no son todos iguales, cada uno de ellos intenta conseguir algo y por lo tanto al igual que las pieles, son únicos.

Os explicaré un poco mejor eso de ayudar a recuperar el pH natural de la piel, como sabéis el maquillaje, los limpiadores y cientos de cosméticos más alteran el equilibrio de los aceites naturales de nuestra dermis y demás factores, si al usar alguno de los anterior no ponemos justo después un remedio para recuperarlo y equilibrarlo todo, la piel poco a poco irá empeorando su aspecto y salud, por lo tanto el tónico (producto especial para conseguir todo lo anterior) se convirtió y sigue siendo hoy en día un cosmético imprescindible para las rutinas diarias y el cuidado de la piel.

Ahora veremos más detalladamente las funciones que tiene, porque es obvio que no solo cuenta con la que acabamos de nombrar, sino que nos ofrece más.

Pero aún así, a mi me lo sigue pareciendo a día de hoy y supongo que después de descubrir todo esto a vosotros también, es un producto especial con un entorno curioso, todo el mundo sabe que existe pero muchas personas no lo conocen realmente, en este artículo vamos a acabar con ese estigma y vamos a gritar a los cuatro vientos lo maravilloso e imprescindible que es un tónico.

Como hemos visto tipos de tónicos podemos encontrar muchos, pero uno de los más famosos y que seguro os encanta conocerlo y saber todo sobre él es el de agua de rosas, os dejo por aquí un artículo dedicado exclusivamente a él: Tónico agua de rosas.

Funciones principales del tónico

Como os he dicho, vamos a hablar un poco más detenidamente de todo lo que es capaz de hacer este producto en cuanto entra en contacto con nuestra piel.

Os he avisado de que es realmente un tesoro olvidado de la cosmética, pero además ahora lo vais a descubrir por vosotros mismos, todas aquellas personas que lo usan pero que no saben porqué realmente, ahora van a darse cuenta de todo aquello que les está aportando.

La función más conocida y la más importante sin lugar a dudas es la que ya hemos nombrado, se encargará de equilibrar el pH natural de la piel y restaurarla para que se quede siempre en buen estado, incluso usando los cosméticos diarios. Pero no es la única.

También es genial para terminar de eliminar cualquier maquillaje o impureza que haya quedado en la piel resistiendo al limpiador, por lo que podemos decir que le da un empujón a la limpieza, terminando de dejar la dermis completamente impoluta.

En cuanto a los poros, siempre que realizamos una limpieza facial estos se dilatan para que así podamos eliminar toda la suciedad que en ellos se acumula, dejándolos limpios y pequeños, pero el problema viene cuando no sabemos o se nos olvida que los poros al quedar abiertos están completamente expuestos a todos los factores externos, entre otras cosas a acumularse de suciedad y bacterias, llegando hasta a una infección (los granos), es por ello que siempre que lavemos nuestra cara, el tónico va a ir cerrando los poros, dejándolos completamente protegidos y perfectos.

Además ofrece una sensación de frescor inmediata y muy reconfortante, es igual para eliminar el sudor del rostro y toda la suciedad que hace que tengamos una sensación untuosa y pesada y dejarnos una de limpieza y frescor incomparable.

Por último, pero no menos importante, el tónico deja a la piel completamente preparada para los cosméticos que pongamos posteriormente en nuestro rostro, es decir, la dejará tan limpia y receptiva que cualquier cosmético que pongamos luego penetrará de una forma más eficaz y profunda, consiguiendo unos resultados mucho mejores.

¿Cuál es el momento de aplicar el tónico?

Con respecto a este tema hay mucha desinformación, pero no es de extrañar cuando el propio tónico está inmerso en una profunda desinformación. Muchas personas lo quieren añadir a su rutina diaria y cuando llega el momento de usarlo no tienen ni idea de donde colocarlo. Incluso personas que lo usan y después de años se dan cuenta que lo están usando en el momento erróneo, puede que os esté pasando a vosotros ahora mismo, lo vais a descubrir en breve.

El momento justo de usar el tónico es el segundo paso de una rutina diaria normal, es decir, después de usar el limpiador facial y antes de la crema hidratante, por lo tanto estaremos culminando la limpieza y facilitando una mejor penetración de la crema.

Se trata de un producto de uso diario, por lo que debemos incluirlo en la rutina diaria, no os preocupéis por hacer uso frecuente de él, pues se trata de una loción completamente respetuosa con la piel, en ningún caso contienen productos nocivos (aunque siempre debemos analizar el INCI y asegurarnos de ello, ya que muchos pueden llevar alguna sustancia no adecuada para la piel).

La frecuencia ideal es justo la misma que la de usar un limpiador, dos veces al día, repartidas generalmente en la mañana y en la noche, aunque dependiendo de la persona puede ser cualquier otra. En definitiva podemos decir que es un cosmético que va de la mano del limpiador y la hidratante. Son tres productos clásicos y esenciales para el cuidado de nuestra piel.

Momento de uso del tónico

Preguntas frecuentes con respecto al tónico

Al tratarse de un producto tan desconocido las preguntas con respecto a él son muchas, sobre todo a la hora de decantarnos por su uso, las preocupaciones típicas de los tipos de pieles. Por lo tanto he querido abordarlas en este apartado para que ninguno de vosotros vuelva a tener estas dudas.

¿Es buena idea usar un tónico con la piel mixta/grasa?

Las personas con la dermis grasa o mixta son las que más suelen preocuparse a la hora de usar un nuevo cosmético porque, uno que empeorase las temidas imperfecciones que suelen tener sería un drama, por lo tanto, frente al tónico la pregunta más oída también es esta.

Por supuesto que es buena idea usar un tónico tengamos la piel que tengamos, es decir, indiferentemente de nuestro tipo de dermis, el tónico siempre será una buena opción, además de completamente necesario.

Se trata de un producto que no suele causar daños o resultar contraproducente para ninguna piel, ya que son ingredientes que suele llevar son livianos y aptos por todo el mundo, pero aún así si queréis estar más seguros aún a la hora de usarlo, podéis encontrar tónicos no-comedogénicos, es decir, especialmente preparados para estas pieles más grasa, siendo así un tratamiento mucho más específico.

Por lo tanto y en definitiva, un tónico siempre será buena opción para las pieles grasas/mixtas, pero además no solo eso, sino que son imprescindibles para estas y para todas.

Os dejo por aquí un enlace donde podréis encontrar un artículo lleno de tónicos especialmente diseñados para las pieles grasas, y además ¡son los mejores del mercado!: Mejores tónicos para pieles grasas.

¿Es buena idea usar un tónico si mi piel ya es madura?

Otra de las grandes preguntas es esta, la edad clave en la que nos solemos dar cuenta (desafortunadamente) de que no hemos cuidado nuestra piel lo suficiente y que seguimos sin hacerlo es cuando ya estamos en una edad madura, es decir al rededor de los cuarenta largos y cincuenta, es entonces cuando entramos en pánico porque estamos viendo las primeras arruguitas, la falta de hidratación y en general una imperfecciones mucho más pronunciadas.

Es curioso porque es la edad en la que más personas preguntan por un tónico, a pesar de ser un producto olvidado, son estas edades cruciales donde más personas empiezan a conocerlo.

Por lo tanto la respuesta es sí y mil veces sí, el tónico se convertirá en el fiel amigo de tu piel madura, la edad nunca nos dirá si podemos o no podemos usar un cosmético, porque recordad que más vale tarde que nunca, por lo tanto el tónico es genial para usarlo en las pieles maduras y en todas las pieles sin importar la edad.

En estas pieles especialmente vamos a notar más aún su presencia, por el simple hecho de que además de limpiar, refrescar, equilibrar el pH y todo lo que ya hemos visto que hace, va a beneficiar en suavizar la piel, conseguir un tono más uniforme y dejarla mucho más aliviada y descansada.

¿Una u otra opción?

Con este apartado también quiero culminar con algunas dudas, porque el tónico se ha visto inmerso en multitud de ellos con la aparición de productos similares a él y se han puesto en duda su funcionalidad en numerosas ocasiones, seguro que más o menos sabéis a que me quiero referir con esto, ya que el nacimiento del agua micelar fue un aplastamiento hacia el tónico por parte de la población, no obstante no debería de ser así y vamos a ver el porqué.

¿Agua micelar o tónico?

Con el nacimiento del agua micelar hace aproximadamente un poco más de veinte años, es decir, no mucho comparado con el tónico que lleva desde hace muchos más años, fue toda una explosión donde el tónico salió perjudicado.

La razón es muy simple, el agua micelar desempeña más de una función, es decir, además de desmaquillar y limpiar la piel, también la tonifica y la hidrata, y sí, lo hace muy bien pero no de manera profesional.

Por lo tanto las personas empezaron a hacer uso exclusivo del agua micelar, así ahorraban dinero y tiempo, a día de hoy sigue habiendo personas que creen en ello, pero sin duda esto no es una buena idea para un cuidado diario de la piel.

Es cierto que el agua micelar es un producto muy completo y que es un todoterreno, ya que es capaz de abordar muchos ámbitos, pero es hora de saber que la función de tonificar la piel no la podrá hacer nunca como la haría un tónico, es decir, el agua micelar la realiza de forma mucho más superficial, mientras que el tónico lo hace de forma más específica y profunda.

Por lo tanto, llegamos a la conclusión de que, ninguno de los dos es mejor que el otro, simplemente son dos productos fundamentales que deben complementarse cada día, ya que hacen un equipo maravillosa la hora del cuidado facial.

¿Por qué vamos a prescindir de uno de ello, si los dos son un tesoro de la cosmética y juntos se complementan formando un equipo esencial para una piel radiante?

¿Podemos usar una leche limpiadora y un tónico?

La leche limpiadora es un cosmético que sirve para desmaquillar el rostro y limpiarlo, por lo tanto como ya imaginaremos no tiene nada que ver con un tónico, es decir, son dos productos diferentes, que desempeñan funciones diferentes y que quieren conseguir objetivos distintos.

Muchas personas piensan que estos dos productos son incompatibles, por el simple hecho de la falta de información sobre ambos, pero en absoluto lo son, todo lo contrario, se trata de dos cosméticos completamente compatibles, lo único que debemos tener en cuanta es cuando usar cada uno de ellos.

La leche limpiadora va antes, para eliminar el maquillaje, la suciedad, impurezas y todo lo que encuentre a su paso y luego para terminar con la limpieza y dejar la dermis completamente lista usamos nuestro maravilloso tónico.

Preguntas frecuentes sobre el tónico

Otras funciones del tónico

Si os habéis quedado sorprendidos antes cuando hablamos sobre todo lo que es capaz de conseguir nuestro tónico, ¿cómo os quedáis si os digo que hay más?

Pues sí, nuestro querido tónico es capaz de conseguir mucho más en nuestro organismo y aunque os parezca mentira, muchas personas lo usan con estos fines.

Combatir el cansancio y las bolsas de los ojos

Tal y como habéis leído, esas temidas bolsas que nos aparecen en determinadas épocas de nuestras vidas cuando estamos especialmente agotados, por algún cambio, horas de más en el trabajo, problemas al dormir, etc. Hoy en día estamos constantemente cansados, todo ello debido al ritmo de vida que queremos llevar y que llevamos, el estrés, las prisas, la falta de tiempo y el querer hacerlo todo… nos agota por completo y con ellos aparecen esas bolsas bajo nuestros ojos, haciendo de nuestro rostro se vea mucho más triste y apagado.

Pues vais a quedar sorprendidos cuando os diga un super truco para combatirlas, y dejadme adelantaros que el tónico tiene mucho que ver en ello.

Con tan solo empapar dos discos de algodón en tónico y meterlos en el congelador por unos minutos, ya tenemos la enorme y maravillosa solución. Al tratarse de un cosmético muy liviano y refrescante para la piel, al colocar los algodones fríos sobre los ojos, van a permitir que desaparezca la inflamación por completo, dotando a toda esta zona de energía y vitalidad y haciendo que nuestro cutis adopte un aspecto mucho más radiante.

Mascarilla de tónico

¿Cuántas veces habréis estado en casa y os ha apetecido poneros una mascarilla en la piel para renovarla y sentiros mucho mejor?

Pues, aunque seguramente no hayáis caído porque no se conoce mucho, el tónico es maravilloso para usarlo como mascarilla, ya que aportará toda esa calma a la dermis y además nos dejará el rostro completamente fresco.

Mascarillas hay muchas, cada una con sus peculiaridades, pero la que podemos hacer en casa con un tónico y una toalla de gasa o seda no tiene nada que envidiar a cualquiera de las demás que podéis comprar.

Seguro que habéis oído hablar sobre las mascarillas de velo, pues un estilo a esas es la que vamos a hacer en casa con nuestro querido tónico, tan solo necesitáis una toallita desechable de gasa o seda y empaparla con el tónico, ponerla sobre nuestro rostro (con los agujeros para las ojos y la nariz) y esperar por al menos diez o quince minutos, cuando la quitéis vais a notar esa sensación tan maravillosa.

Me gustaría abrir un pequeño inciso y (ya que hemos hablado de mascarillas caseras) dejaros por aquí un artículo con toda la información sobre los tónicos caseros y como poder hacer uno, si os interesa este mundo os va a encantar la información: ¿Cómo hacer un tónico facial casero?

Refrescar la piel y fijar el maquillaje

Como ya sabéis el tónico es maravilloso para refrescar nuestro rostro y sentirnos más cómodos y limpios, por lo tanto es un gran idea verter un poco de él en un bote con pulverizador y llevarlo siempre en el bolso o mochila que solamos llevar a la calle. En aquellos días calurosos donde nuestra piel suda y deja una sensación muy desagradable, tan solo tendremos que sacar el bote y pulverizas varias veces, con ese simple paso estaremos consiguiendo una sensación muy más fresca y reconfortante en la dermis.

Además, cuando nos maquillamos y hace mucha calor o vamos a ir un lugar muy cerrado, ya sabéis que con el paso de las horas el maquillaje tiende a derretirse, para evitar que eso ocurra lo ideal sería fijar antes de salir de casa el maquillaje con un poco de tónico, nos permitirá hacer lo que queramos con una mayor seguridad de que nuestro maquillaje no se derretirá.

Calmar la piel masculina después del afeitado

La piel de los hombres se diferencia en la aparición de vello en ella, por lo que es un poco más gruesa que la de la mujer. Es así por el simple hecho de que debe aguantar el afeitado casi semanalmente en la gran mayoría de los hombres, pero que eso sea así no quiere decir que la piel no sufra y pueda llegar a dañarse alguna vez.

Por lo tanto, de nuevo el tónico puede salvaros en más de una ocasión de posibles picores, rojeces, etc. Cada vez que afeitéis vuestra cara os aconsejo que tengáis preparado un disco de algodón empapado en tónico y que lo paséis por la zona afeitada, veréis como notáis un alivio y os sentís con la dermis mucho más renovada.

Tónico para después del afeitado

Hasta aquí hemos llegado con la presentación de nuestro gran descubrimiento, el tónico facial, espero que os haya gustado conocer todo sobre él y que a partir de ahora sepáis siempre cuando, como y donde usarlo, además de conocer todas y cada una de las propiedades que nos ofrece.

Ahora que solo queda que vayáis hacía el artículo de los mejores tónicos que os dejo al principio de este y elijáis el vuestro ideal.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar